Ya son 783 las iglesias “regularizadas” por el gobierno egipcio

Prosigue en Egipto el proceso de “legalización” de los lugares de culto cristianos construidos en el pasado sin los permisos necesarios, junto con la concesión de autorizaciones para la construcción de nuevas iglesias.

El Consejo de Ministros de Egipto, presidido por el primer ministro Mostafá Kamal Madbouly, aprobó el 5 de marzo el informe del Comité para la regularización, restauración y construcción de nuevas iglesias, que certificó formalmente la verificación y la posterior autorización para el uso legítimo de 783 lugares de culto cristianos sometidos a controles ministeriales, se espera que a fines de 2020 se completen los controles y las consiguientes autorizaciones ministeriales para más de 700 lugares de culto cristianos en espera de regularización.

Las iglesias sometidas al escrutinio de la comisión gubernamental ad hoc son principalmente aquellas construidas antes de que la nueva ley sobre la construcción de edificios de culto cristianos entrara en vigencia, aprobada por el Parlamento a fines de agosto de 2016.

El trabajo de la comisión gubernamental consiste en verificar si miles de iglesias y lugares de oración cristianos construidos en el pasado sin las autorizaciones requeridas cumplen con los estándares establecidos por la nueva ley. La verificación generalmente se resuelve en el proceso de “regularización” de los lugares de culto, que se declaran conformes con los parámetros definidos por las nuevas disposiciones legales.

En las últimas décadas, muchos de los lugares de culto cristianos se habían construido de manera espontánea, sin las autorizaciones necesarias. Incluso hoy, la existencia de edificios levantados por comunidades cristianas locales sin permisos legales, sirve para los grupos islamistas radicales como pretexto para incitar a la violencia contra los cristianos.

La ley sobre lugares de culto de agosto de 2016 representó para las comunidades cristianas egipcias un avance objetivo en comparación con las llamadas “10 reglas” de 1934 añadidas a la legislación otomana por el Ministerio del Interior, que prohibió, entre otras cosas, construir nuevas iglesias cerca de colegios, canales, edificios gubernamentales, ferrocarriles y zonas residenciales. En muchos casos, la aplicación rígida de esas reglas había impedido la construcción de iglesias en ciudades y pueblos habitados por cristianos, especialmente en las zonas rurales del Alto Egipto.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...