Una oleada de atentados causa al menos 69 muertos, la mayoría cristianos, en Nigeria

El país africano sigue sangrando, sobre todo en su cara norte, la zona musulmana

Nigeria, el país más complejo, corrupto, superpoblado, sobreexplotado y uno de los más divididos y violentos de África, sigue sangrando, sobre todo en su cara norte, la zona musulmana. Este jueves han muerto un mínimo de 69 personas, casi todas ellas cristianas, en varios atentados. Como en otras ocasiones, los objetivos han sido ametrallados.

Aunque en un principio las autoridades habían informado que se trataba de los hombres de Boko Haram, parece que estas muertes son atribuibles a la guerra que mantienen los pastores fulani de origen musulmán y los agricultores cristianos, muchos de ellos de etnia haussa. Los fulani se extienden cada año hacia el sur buscando pastos verdes para sus vacas, lo que hace que entren en las zonas controladas por los agricultores. Conflictos como este se dan en otras zonas de África, como Chad y Sudán.

Se trata de enfrentamientos que, si bien no tienen un origen religioso, siempre acaban enfangando las relaciones entre comunidades. "Entre las víctimas son hombres, mujeres y niños. Los equipos de rescate siguen buscando a la vegetación circundante, en busca de otros cuerpos", añadió el comisionado de la policía de Estado de Katsina, Hurdi Mohammed.

En toda la zona noreste, en la que se aplica la sharia (ley islámica) Boko Haram lleva años persiguiendo a personas de religión cristiana, un conflicto que ha provocado la huida de decenas de miles de personas hacia el centro y sur de Nigeria. Boko Haram, traducido del haussa, idioma hablado en una porción importante del Sahel, significa 'La educación occidental es pecado' y eso es lo que hacen: reprimir cualquier signo de occidentalización en Nigeria, ya sea religioso, social o cultural.

La secta yihadista de Mohamed Yusuf, fundador del grupo en 2001, ha asesinado a más de 10.000 personas en ataques similares. Los momentos de mayor violencia se dan en festividades religiosas cristianas: en 2011, Boko Haram atacó con bombas varias iglesias el día de Navidad. Si el genocidio es un delito internacional que comprende "cualquiera de los actos perpetrados con la intención de destruir a un grupo nacional, étnico, racial o religioso como tal", lo que está haciendo Boko Haram con los cristianos encaja a la perfección en esa etiqueta.

Informe de AI

Amnistía Internacional denunció en un completo informe presentado el pasado año las actividades de este grupo radical y el enorme daño que sufren las poblaciones civiles, tanto directa como indirectamente en esta zona norte. Grupos de cristianos han sido asesinados en templos, otros han caído por fuego cruzado con la policía. Ahora, se suma este conflicto étnico entre agricultores y ganareros en una región con más de 250 pueblos diferentes.

Mientras, millones de personas pagan la comida mucho más cara por culpa de la inseguridad en las carreteras, que eleva el precio de los alimentos básicos. En el sur de Níger, la situación de crisis alimentaria del pasado verano se agravó porque las mercaderías llegadas del norte de Nigeria, casi la totalidad, habían subido un 60% y muy pocos podían pagarlas.

El problema es que las fuerzas de seguridad nigerianas, según el mismo informe, han fracasado en su lucha contra este grupo armado y, probablemente, han alentado aún más el odio en la región. Boko Haram comenzó su actividad como una secta religiosa desarmada, pero las torturas y la matanza de inocentes por los dos bandos han acabado radicalizando a todos en el norte de Nigeria.

atentando islamista Nigeria 2014

Un mecado destrozado por un atentado cometido hace escasos días en Binta Suga (Nigeria)

Archivos de imagen relacionados

  • atentando islamista Nigeria 2014
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...