Procesaron al arzobispo de Bahía Blanca por encubrir al cura prófugo

Para la justicia bahiense, Guillermo Garlatti negó información clave y financió la estadía en Paraguay de Aldo Vara, ex capellán del Ejército.

La justicia federal de Bahía Blanca procesó ayer por encubrimiento y desobediencia agravada al arzobispo de esa ciudad bonaerense, monseñor Guillermo Garlatti, por haber amparado presuntamente al ex capellán del Ejército en tiempos de la dictadura cívico militar Aldo Vara, quien falleció en Paraguay hace dos semanas y era investigado por delitos de lesa humanidad.

Quien encontró elementos contra Garlatti fue el juez ad hoc Álvaro Coleffi, quien también resolvió procesar por encubrimiento agravado al empresario inmobiliario Leopoldo Bochile, apoderado de Vara.

Fuentes judiciales no identificadas por Télam indicaron que "el magistrado resolvió procesar sin prisión preventiva a Garlatti por encontrar elementos suficientes para encuadrar su conducta en términos de encubrimiento agravado en concurso real como también por el delito de desobediencia". "Esto tiene que ver que en la sede del Arzobispado bahiense se le pagaba a Bochile los fondos de solidaridad (Fides) –pensiones que reciben los sacerdotes–, situación por la cual el juez consideró que se trataba de un encubrimiento que favoreció la situación de Vara, vinculado en una causa penal por delitos de lesa humanidad", agregaron.

En cuanto al delito de desobediencia, las mismas fuentes judiciales indicaron que "el juez pidió al Arzobispado diversa documentación en el marco de la investigación y tras  los allanamientos que se llevaron a cabo se supo que cierta información estaba en poder de Garlatti y fue aportada" por el arzobispo. Esa fue la razón por la cual Coleffi consideró que sin dicha falta de información en tiempo y forma hubiera podido llegar a dar más rápido con el paradero de Vara, estaba escondido en Ciudad del Este.

En su resolución, el magistrado argumentó que procesó a Garlatti sin dictarle prisión preventiva porque considera su "arraigo" en Bahía Blanca y que no hay peligro de fuga.

BOCHILE. En el caso del apoderado, el juez ad hoc resolvió procesarlo sin prisión preventiva y por el delito de "encubrimiento agravado".

Por último, las fuentes expresaron que el arzobispo bahiense deberá pagar la suma de 7000 pesos en concepto de responsabilidad civil mientras que Bochile deberá abonar 4500 pesos.

Vara, de 80 años, se desempeñó como capellán del V Cuerpo del Ejército durante la dictadura cívico militar. Fue hallado por Interpol en Ciudad del Este el 28 de abril último y murió, al parecer por un paro cardiorespiratorio, el 5 de junio pasado en momentos en que se llevaba a cabo el proceso de extradición.

El religioso se escapó del país cuando empezaba la causa penal por el Batallón de Comunicaciones 181 de Bahía Blanca, en la que está imputado por delitos de lesa humanidad, pero nunca pudo ser interrogado por la Unidad Fiscal, a cargo de Miguel Ángel Pallazani y José Nebbia.

Vara admitió en 1999 que supo de las torturas en el centro clandestino de detención conocido como La Escuelita y que vio las secuelas de la picana sobre el cuerpo de jóvenes secuestrados en el Batallón de Comunicaciones 181. 

Garlatti arzobispo Bahia Blanca

Archivos de imagen relacionados

  • Garlatti arzobispo Bahia Blanca
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...