Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

Newtral: Nos preguntáis por la suspensión de un profesor de Biología por “defender que solo existen dos sexos”

El 29 de junio, el mismo día que el Consejo de Ministros aprobó el anteproyecto de la conocida como Ley Trans, y en plena semana del Orgullo LGTBI, la plataforma ultracatólica Abogados Cristianos lanzó una campaña para pedir al consejero de Educación de la Comunidad de Madrid la destitución de la directora del IES Complutense de Alcalá de Henares. El motivo, según la plataforma, fue presuntamente haber suspendido de empleo y sueldo a un profesor de Biología por defender “que sólo existen dos sexos, hombre y mujer”, algo que niega la dirección del centro. Te explicamos lo que sabemos.

Afirmar que solo hay dos sexos y la existencia de las personas intersexuales

El profesor de Biología suspendido, Jesús Barrón, aseguró ante los micrófonos de COPE no saber “quién me acusa, ni de qué me acusa”. El docente dijo en la misma entrevista que, tras una charla organizada por el Ayuntamiento de Alcalá de Henares, tuvo que “rebatir científicamente” que existieran más de dos géneros o sexualidades. Barrón concedió otra entrevista a El Español, donde dijo que “la persona trans genéticamente no existe. Las personas siguen siendo XX o XY”.

Barrón se refería a la definición cromosómica del sexo: XX en hembras y XY en machos. Sin embargo, existen más combinaciones cromosomáticas (XXY, XXX, etc) que permiten entender el sexo “como un continuo entre dos extremos”. A las personas que no se encuentran en los extremos se les denomina como “personas intersexuales”, como señalan desde la Asociación PRISMA.

Desde PRISMA señalan que el sexo es el conjunto de características de un ser vivo relacionadas con su función reproductiva, pero que es algo mucho más complejo que una clasificación binaria. El sexo legal se asigna al bebé cuando nace, generalmente en base de una inspección visual de los genitales, “descuidándose de las otras características sexuales y obviando realidades biológicas que no se alinean con los dos sexos tradicionalmente establecidos, como la intersexualidad”.

Por otro lado, desde la asociación científica aclaran que el ‘género’ “es una construcción sociocultural relacionada con roles y expectativas, mientras que la ‘identidad de género’ se refiere al género con el que una persona se autoidentifica. El género y la identidad de género se desarrollan generalmente de acuerdo con el sexo asignado al nacer, pero no siempre. En particular, las personas trans son aquellas cuya identidad de género no coincide con su sexo asignado al nacer”.

En relación con las declaraciones del profesor del IES Complutense, el biólogo Unai Cereijo, doctorando en genética molecular en la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) y miembro de la asociación PRISMA, añade a Newtral.es que “la biología no tiene objetivo, ni plan, ni propósito. No tiene sentido utilizarla para tratar de justificar la existencia o no de una realidad individual o colectiva. No podemos utilizar la ciencia para negar la existencia de estas personas”.

El profesor de Biología suspendido repartió fotocopias de contenido LGTBIfóbico entre los alumnos

El profesor Jesús Barrón denunció en medios una supuesta persecución encabezada por la dirección del centro por ir en contra de lo que él llama “pensamiento único”. Sin embargo, el docente reconoce que, el 28 de abril, la directora del instituto le transmitió las quejas que había recibido de parte de familias de alumnos “sobre las clases de sexualidad humana y de reproducción”. El docente admite haber repartido un material fotocopiable entre sus alumnos de 1º ESO para explicar el temario.

Familiares del alumnado han facilitado a Newtral.es el material. Se trata de 26 páginas fotocopiadas de la unidad didáctica de un libro de texto cuya fuente original no hemos podido encontrar por falta de más referencias. Lleva por título La sexualidad de las personas.

Portada del material fotocopiable distribuido por el profesor de Biología del IES Complutense a sus alumnos de 1º ESO

El temario no forma parte del currículum de Biología: explica la sexualidad desde un punto exclusivamente romántico y heterosexual, indicando que el objetivo de la misma es únicamente la procreación dentro del matrimonio. También cede espacio al machismo, indicando que la mujer está más “inclinada a la ternura” o que es “la que se ocupa principalmente de la casa”.

Además, el material está cargado de falsedades con componentes LGTBIfóbicos que van más allá de la afirmación de que solo existen dos sexos. En los apuntes se afirma que no se sabe aún en qué medida la homosexualidad “es un problema de nacimiento” y vincula algunos casos a experiencias sexuales precoces e involuntarias “por culpa de una persona mayor”.

En otra página del temario se afirma que el factor educativo o el cultural influyen en el descubrimiento de la identidad sexual.El dosier también está cargado de serofobia, bifobia —definiendo la bisexualidad como una “complicación de la homosexualidad”— y de transfobia, ya que define la transexualidad como “distintos tipos de hermafroditismo” y como “casos no normales”. En el temario también se puede leer que “El ser humano tiene una identidad sexual: es masculino o femenino. No hay un tercer género”.

La dirección del instituto avisó a Educación tras las quejas de varias familias

Tras la polémica iniciada por Abogados Cristianos y los digitales que, posteriormente, se hicieron eco, el Instituto Complutense emitió un comunicado en el que explicaba que no se había suspendido al docente por asegurar que “solo existen dos sexos”, sino tras una inspección de Educación iniciada a raíz de las quejas de varias familias “en relación a la práctica docente del profesor”.

Al contrario de lo que señala la defensa del profesor, la directora del instituto no se encargó de suspenderle. Los directores de centros públicos no tienen esa potestad. Según reportan desde el instituto —y confirman a Newtral.es desde la Consejería de Educación madrileña— fue la Dirección de Área Territorial Este la que decidió apartar cautelarmente al docente mientras se investigan los hechos.

Según los familiares de los alumnos y el profesorado, el profesor no estaba cumpliendo con el temario de la asignatura de Biología, ya que el currículo de la Comunidad de Madrid establece la sexualidad como un contenido de 3º ESO. En 1º, curso en el que el docente repartió las fotocopias, lo más cercano a este apartado del temario es la reproducción de los seres vivos.

El equipo docente ha publicado una carta en apoyo a la dirección del centro en la que recuerdan que Jesús Barrón tampoco cumplía el artículo 5 del plan educativo del propio centro de estudios sobre la educación en igualdad, tolerancia y diversidad, en el que se indica que “se eliminarán contenidos educativos que impliquen discriminación”, o que deben incluirse “pedagogías adecuadas para el reconocimiento y respeto de las personas LGTBI, transexuales, transgénero e intersexuales”.

El profesor de Biología suspendido: apartado de la actividad docente, pero sigue cobrando el sueldo

El Servicio de Inspección Educativa abrió un expediente contra el profesor de Biología a mediados del mes de mayo, tras recibir las denuncias de familiares de alumnos a causa de los apuntes facilitados por el profesor y de las enseñanzas que este realizaba en clase.

El expediente aún está en fase de instrucción. Desde la Consejería de Educación madrileña explican a Newtral.es que Inspección funciona como un organismo autónomo y que una vez analice los hechos tomará una decisión.

El Consejero de Educación, Enrique Ossorio, reiteró el 30 de junio en rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid que la directora del centro “no tiene competencias para expulsar a un director”. Ossorio aclaraba también que se ha apartado al profesor de la actividad docente por procedimiento, tal y como figura en el artículo 90 del Estatuto Básico del Empleado Público. Barrón sigue cobrando sus retribuciones básicas, en cumplimiento del artículo 98 del mismo estatuto.

Ossorio explicó en dicha rueda de prensa que los currículos “se tienen que respetar” y que desde la consejería rechazan el aleccionamiento en las aulas. “En las aulas se está para aprender lo que dice el currículo que hay que aprender. Nosotros no queremos ningún tipo de adoctrinamiento que es algo que, afortunadamente, pese a lo que dicen algunos, no sucede en la Comunidad de Madrid, porque no tenemos quejas firmes”, afirmó el consejero.

“Cuando hay una queja de unas familias que dicen que sus hijos no están recibiendo la formación que corresponde en una determinada asignatura o que están recibiendo apuntes que no son adecuados, la inspección tiene la obligación de comprobar lo que sucede”, prosiguió Ossorio, que aseguró que el procedimiento es muy garantista. “El docente tiene derecho a defenderse con todo lo que considere”.

Total
3
Shares
Artículos relacionados
Total
3
Share