¡Moros en la escuela!

Algunos sólo se escandalizan cuando la religión que se imparte en las aulas es otra diferente a la católica. Para los laicistas toda forma de inmiscuir lo religioso y lo político es una perversión que no conduce a mejorar la convivencia social. La política debe organizar lo público, al margen de las creencias de cada cual. Por tanto tiene que mantenerse al margen de toda ingerencia religiosa, de todo adoctrinamiento. Ninguna iglesia debe recibir financiación del Estado. Sólo esta configuración de un espacio público libre de creencias nos permitirá trabajar conjuntamente en una convivencia social como ciudadanos iguales en derechos, sean cualesquiera nuestras convicciones o ideas, religiosas o no.

¿Se acuerdan de aquel grito de alerta tan antiguo? ¿De aquel: "¡Moros en la costa!", que servía a los ribereños españoles para alertar a sus convecinos? Pues bien: tal como van las cosas en este país llamado España, que gobierna con gestos altisonantes el presidente Zapatero, muy pronto habrá quien grite: "¡Moros en la escuela!". Son los frutos dudosos de la cacareada Alianza de Civilizaciones que preconiza el líder socialista y que todavía nadie, o casi nadie, sabe cómo se come.

Mientras Zapatero intenta alejar por todos los medios a la religión católica de la escuela, acerca cada vez más a los musulmanes a las aulas. Ahora Mahoma y sus enseñanzas estñan traducidas al castellano, con lenguaje sencillo e ilustraciones típicas de libro de texto. La fe islámica es en España un producto de enseñanza escolar.

Pero hay muchas cosas sorprendentes en esto. Lo primero de todo es que la editorial responsable de la publicación del libro es SM, de la hermandad de los Marianistas, cristiana por tanto. Lo segundo es que, con esta medida, el Gobierno de Zapatero sigue intentando ganarse el favor de los musulmanes, con su trillada Alianza de Civilizaciones. Pero, ¿sabían que vender Biblias es ilegal en los países islámicos? ¿Creen que enseñan, mucho menos, toleran la fe cristiana?

EL TALANTE CON LOS MUSULMANES

Ajeno a todo esto, Zapatero equipara a la Iglesia con una ONG cualquiera, saca la enseñanza religiosa cristiana de las aulas e introduce la fe musulmana. Eso sí, adaptada a los ojos de los más pequeños: para que sepan quién es Mahoma y quién es Alá. El siempre permisivo Zapatero con las creencias musulmanas olvida que ellos no sólo persiguen a los homosexuales y discriminan a las mujeres, sino que tampoco se da ningún tipo de reciprocidad en lo que a religión se refiere.

Hasta la fecha, la enseñanza de la religión musulmana dependía directamente de la rama wahabí del Islam, asentada principalmente en Arabia Saudí. De algún modo exportaban la enseñanza, no en exlusiva, pero sí en su mayor parte porque es la rama con más liquidez del espectro musulmán, de forma que las Mezquitas y escuelas coránicas transmitían directamente las enseñanzas wahabíes.

 

Falta por ver qué gracia les hará ver que la fe musulmana ya no es un coto exclusivo para ellos, sino que Zapatero se ha metido de lleno con la comercialización de este libro que, además de escapar al control wahabí, traduce al castellano enseñanzas del Corán, lo cual está expresamente prohibido por la propia fe islámica. Y lo que es aún mejor, Mahoma sale caricaturizado en los libros. ¿Quemarán ahora las embajadas españolas, tal y como hicieron con las danesas?

Con todo, el libro es el primero de estas características en toda Europa. Nació por iniciativa de la Unión de Comunidades Islámicas de España (UCIDE), con el apoyo de los Ministerios de Educación y de Justicia, en este último caso desde su Dirección General de Asuntos Religiosos, que pretende fortalecer la llamada Alianza de Civilizaciones.

LA VOZ DE LOS EXPERTOS

Periodista Digital se ha puesto en contacto con el fundador y presidente de Mensajeros de la Paz, el Padre Ángel, que apoya esta medida. Según el Padre:

"Es una noticia magnifica la publicación del primer libro de texto islámico, y que sea en España en el primer país europeo en el que se hace. Creo firmemente en el la absoluta necesidad de la educación religiosa para los niños. Si cono católico lo exijo para los míos, ¿cómo no pedirlo también para los miembros de otras confesiones?. Me alegro, y me alegra también que sea la editorial de los marianistas quien respalde este salto pionero.

Creo que no es ético, y mucho menos cristiano, levantar polémicas sobre la financiación pública de ese libro. Lo que es sí cristiano es alegrarse por el bien de un hermano, especialmente cuando ese hermano está en una situación más débil, o es más pobre, o está en minoría. Ese dinero no me lo han quitado nada a mí, ni a otros cristianos. Si yo tuviera una iglesia, la abriría para que los musulmanes pudieran rezar allí si no tuvieran cerca otra mezquita, y no se me ocurriría cobrarles la luz que gastaran. Tal vez por eso no mando en una iglesia, sino en una obra social que atiende a niños y personas necesitadas, de cualquier credo, país o raza.

Ayer vi al imam Riay Tatari satisfecho en la presentación, hablando de valores, de convivencia y respeto. Sé que en él esos valores son firmes, como en tantos y tantos musulmanes. Él siempre ha venido a la sede de Mensajeros de la Paz a rezar en común por en entendimiento entre los pueblos. Le felicito, y felicito a la Comunidad Islámica en España, entre quienes vive la fe en Dios y la confianza en el hombre. Como en los corazones de todos los creyentes".

Al conductor de La Linterna en la COPE, Cesar Vidal, el hecho de que la empresa editora sea la católita SM le parece "chocante" y "curioso":

"Me resulta curioso quien lo ha editado en el sentido de que los estatutos de SM hablan de la defensa de los valores cristianos. Cuando conocí la noticia por televisión pensé que la editorial que no nombraron sería Santillana al no estar vinculada a ninguna organización religiosa, o ANAYA.

Si es cierto que la financiación se ha realizado totalmente con dinero público, me parece muy mal aunque hubiera sido financiado así un libro de texto de otra religión.

Hay un trato de favor descarado desde el Gobierno hacia el Islam cuando a la católica se le niega el pan y la sal y cuando el resto de religiones minoritarias están tan apartadas.

No encuentro el punto racional a la fascinación del Gobierno por el Islam. Es un trato de favor hacia una confesión y está mal que haya tratos de favor hacia cualquier religión y extraña más aún que sea para la islámica".

El subdirector de Época, Enrique de Diego, va más allá y habla de "estupidez":

"Me parece una estupidez que una orden religiosa católica como los marianistas publique un libro de religión musulmana. Demuestra el despiste de los católicos y el por qué no hay vocación.

La religión musulmana es una religión de odio y violencia como está en el Corán y en su práctica cotidiana, tanto de integristas como de los países en los que es legal la sharia y donde se lapida a las adúlteras.

Hay que eliminar todo sistema de subvención, incluído el de la Iglesia católica.

Que se financie un libro de religión islámica al 100% demuestra el grado de estupidez del Gobierno socialista. Como contribuyente me siento indignado y lo considero un caso de corrupción moral.

El PSOE y el Islam coinciden en el odio a los valores occidentales de libertad".

El periodista encargado de informar del tema en La Razón, José Ramón Naranjo Pareja apunta que:

"Me parece muy bien siempre y cuando el libro respete los contenidos de la ley. Lo que no me parece bien es que haya agravio comparativo de religiones (financiación padres y estado). La directora general de asuntos religiosos lo exponía como la elección libre por parte de los padres para la educación de sus hijos, aunque a los padres católicos se les están poniendo trabas".

EL ADELANTO DE LA RAZÓN

 

La Razón critica con dureza esta iniciativa en su editorial (€):

"Seguramente se trata, aunque no todo el mundo opine lo mismo, de un empeño bienintencionado por educar a través de las aulas en la convivencia y el respeto interreligioso. Sin embargo, resulta chocante que mientras los padres católicos padecen el intento gubernamental de relegar del horario escolar a la asignatura de Religión, esta iniciativa reconoce a la escuela como el escenario más propicio para la pedagogía del credo islámico".

La información la amplía José R. Navarro Pareja:

"Con el título `Descubrir el islam´, la iniciativa (…) plantea (…) una serie de inconvenientes y agravios en comparación con otros proyectos editoriales: a diferencia de los libros de Religión católica ha sido financiado por completo con dinero público; la operación, que se plantea en principio sin ánimo de lucro, puede convertirse en una importante vía de financiación para la entidad islámica; y, por último, la editorial que ha colaborado en la realización y publicación es una entidad católica -SM-, propiedad de los marianistas".

RENTABILIDAD ECONÓMICA

El proyecto, más allá de su aparente vertiente solidaria, tiene un claro trasfondo económico de beneficio para la comunidad musulmana:

"El director de la Fundación, José María Contreras, afirmó ayer que el proyecto ha contado para este año con 42.000 euros. Esta cantidad, o en parecidos términos, se repetirá cinco años más, hasta completar los libros correspondientes a los seis cursos de la Educación Primaria (…) una subvención estatal que, por ejemplo, no reciben las editoriales a la hora de realizar los libros de Religión católica. Entonces deben asumir los riesgos empresariales y pagar por adelantado la redacción y la edición. En este caso, la cantidad recibida por la entidad islámica es transferida directamente a SM" (…)

"Otra particularidad (…) es que la distribución de los libros de texto no se realizará por los cauces de ventas habituales (colegios o librerías), sino que la entidad musulmana recibirá la tirada completa y será la encargada de repartirlo entre los niños musulmanes".

Navarro Pareja concluye:

"Lo curioso es que la operación se convierte en un negocio redondo para la entidad musulmana, que recibe 15.000 libros a coste cero y obtiene de su venta un total de 218.250 euros (…) Si Ucide lograra vender, a ese precio, los 15.000 libros de cada uno de los seis años del proyecto, lograría una cantidad superior al millón trescientos mil euros".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...