Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

Más papistas que el Papa

Gracias a la Televisión municipal de Sagunto pudimos contemplar en directo el desarrollo del último Pleno en el que se debatia la adhesión a la petición de la Cofradia de la Virgen de Begoña para que se declarara oficial el patronazgo de dicha Virgen en el Puerto de Sagunto. Lo que allí se manifestó merece algunas consideraciones.

Finalizado un interesante debate, los únicos votos en contra fueron los de Esquerra Unida, siempre coherente, y los de Compromis, cuyo portavoz se declaró devoto de la Verge del Remei i de la Verge del Carmen, mientras su socio de gobierno, el PSPV-PSOE, se abstuvo facilitando con ello la aprobación de la moción que fue apoyada por el resto de los partidos. No asistieron dos concejales del equipo de gobierno, sin que su ausencia influyera en el resultado final.

El alcalde como portavoz del PSPV argumentó que la laicidad del ayuntamiento impedía decir (pedir formalmente) a la Iglesia lo que tenía que hacer, es decir que hiciese patrona “de iure “ a la Virgen de Begoña, al igual que la Iglesia no podía decir al ayuntamiento lo que tenía que hacer. A Dios lo que es de Dios y al César lo que es del César se repitió por varios portavoces. En base a esta argumentación, el voto coherente del PSPV hubiese sido votar en contra de una moción que indicaba al Vaticano, al Papa, nada menos, que hiciera un Declaración Pontificia, y en cambio se abstuvo.

Lamentablemente la intromisión de miembros del ayuntamiento en actos de la Iglesia ha sido repetida en multitud de ocasiones participando y presidiendo actos religiosos, dentro y fuera de la Iglesia, incumpliendo con ello el acuerdo plenario de laicidad adoptado en 2016 con el único voto en contra del PP.

¿Qué diríamos si el vicario, párroco u obispo presidiera junto al alcalde los plenos municipales como algunos ediles presiden procesiones y otros actos litúrgicos? O pidiera al pleno que adoptara un acuerdo que permitiera matricular a su nombre la Plaza Mayor, o que no tratara alguna cuestión determinada, o que…. La Iglesia no hace eso porque sabe que no se puede hacer. Nuestros ediles también saben que no se debe hacer, pero lo hacen.

Legítimo. Que la Cofradía de la Virgen de Begoña haga una petición a la Iglesia y que la avale con la firma de los ciudadanos que lo deseen, incluido el alcalde (que manifestó haber firmado a título personal), me parece bien y me alegraría por ellos que lo consiguieran. Están en su legítimo derecho. Nadie lo puede criticar. Pero algo muy distinto es que ese apoyo venga de una corporación municipal que representa a todo un pueblo en el que no solo hay católicos, sino también de otras religiones e incluso a los que no tienen ninguna religión.

Quizá fuera conveniente una profunda reflexión sobre la laicidad del ayuntamiento. Si no se está dispuesto a cumplir este acuerdo plenario, más vale que se solicite la salida de la Red de Municipios Laicos anulando el acuerdo anterior. Aunque, así y todo, sería difícil salirse también de la Constitución que ampara la aconfesionalidad del Estado.

La laicidad del Estado es algo que les cuesta asumir cuando hasta la Iglesia lo apoya y lo considera conveniente. El Papa Francisco ha hecho diversas manifestaciones en ese sentido. Un ejemplo es cuando en uno de sus viajes dijo: «La convivencia pacífica entre las diferentes religiones se ve beneficiada por la laicidad del Estado, que, sin asumir como propia ninguna posición confesional, respeta y valora la presencia del factor religioso en la sociedad». Ver El País 27/7/2013.

También Juan Pablo II les decía a los obispos franceses que «la justa separación de poderes, la no confesionalidad del Estado y el hecho de que la Iglesia no esté ligada a ningún poder político, responden a principios que enseña la doctrina social católica». Por desgracia esto se olvida, no se cumple y muchas veces, como dice el sentir popular, se es más papista que el Papa.

Total
2
Shares
Artículos relacionados
Total
2
Share