Las sectas atraen en Cataluña a más de 55.000 personas

La crisis económica ha motivado un nuevo auge de las organizaciones sectarias

Entre 55.000 y 60.000 personas participan actualmente en las cerca de 110 sectas que operan en Cataluña, un fenómeno que ha repuntado con la crisis debido a la desesperación económica y social de los adeptos que acaban introduciéndose en este tipo de grupos.

Así lo explica el presidente de la Asociación Iberoamericana para la Investigación del Abuso Psicológico (AIIAP), Miguel Perlado, uno de los mayores expertos en sectas del Estado, que ha concretado que, lejos de desaparecer, “la participación ha experimentado un importante aumento en los últimos años”, aunque ha admitido que resulta complicado concretar las cifras debido a la opacidad de estas agrupaciones.

“Los más castigados por la crisis están desesperados lo que hace que también sean desesperadas sus elecciones”, por lo que acaban confiando en personas de fuerte liderazgo que les ofrecen la seguridad que no encuentran en su vida ordinaria y les prometen un futuro mejor.

En Cataluña operan principalmente tres tipos de sectas: las comerciales —centradas en la comercialización de productos que supuestamente ayudan a mantener el equilibrio espiritual y la salud—; las de crecimiento personal —que supuestamente proporcionan a los adeptos mayores calidades mentales y físicas para superar cualquier adversidad—, y las ufistas —centradas en la experimentación extraterrestre y paranormal—.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...