Las autoridades de Adif – Fomento se retractan y la estación de tren de Atocha en Madrid tendrá Nacimiento de Jesús

Al igual que hace unos días felicitamos la decisión de Adif por mantener unas infraestructuras públicas libres de actos y simbología particular (política, religiosa, ideológica,…), lo que suponía asumir la aconfensionalidad del Estado y el respeto a la libertad de conciencia de cada persona, los hay creyentes de una u otra religión, y los hay con otro tipo de convicciones. Ahora vemos como la Administración Pública se somete a los intereses y presiones de la Iglesia católica, permitiendo que los Hermanos de San Juan de Dios puedan montar su belén, para adorar a su dios, en un espacio público. ¡Esto si es una verdadera discriminación! Para ello van a cambiar la normativa y acomodarla a los intereses religiosos.


Después de que se anunciara que esta Navidad no se instalaría el belén de los Hermanos de San Juan de Dios en la estación de tren de Atocha en Madrid (España), ADIF, el órgano encargado de la Administrador de Infraestructuras Ferroviarias se retractó de su decisión y finalmente sí permitirá la instalación del pesebre navideño.

La Orden Hospitalaria de San Juan de Dios instalaba desde el año 1992 un sencillo belén en la entrada de la estación de trenes de Atocha.

La entidad pública dependiente del Ministerio de Fomento que gestiona las infraestructuras ferroviarias en España conocida por las siglas ADIF comunicó a la Orden Hospitalaria que esta Navidad no se instalaría dicho Nacimiento amparándose en los protocolos del programa “Estación Abierta”.

Según este programa se denegarán las solicitudes de espacio que, entre otros supuestos, provengan de “partidos políticos, sindicatos o entidades religiosas” y cuyo contenido “tenga un carácter religioso o implique la realización de proselitismo o la promoción de actividades de culto”.

La Orden Hospitalaria de San Juan de Dios denunció la decisión de ADIF por ser “discriminatoria e incomprensible” y subrayó que atenta contra el derecho a la libertad de culto recogido en la Constitución.

Noelia Sánchez, responsable de comunicación de los Hermanos de San Juan de Dios en la provincia de Castilla declaró al semanario católico Alfa y Omega que son conscientes “de que vivimos en una sociedad laica que entendemos como un marco de relaciones en el que podemos convivir todas las expresiones de conciencia, ya sean religiosas o no, en plena igualdad y respeto”.

Sánchez también subrayó que “la identidad religiosa de una determinada propuesta no debería ser motivo para impedir la participación en espacios públicos en las mismas condiciones que el resto de entidades”.

Tras la denuncia de la Orden Hospitalaria y el gran rechazo de la población a esta decisión de ADIF, la organización se ha retractado y finalmente los Hermanos de San Juan de Dios sí podrán instalar el Nacimiento en la estación de Atocha.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...