Juicio a un pastor evangélico por tener sexo con una menor

La fiscalía pide para el hombre diez años de cárcel por abusar de una niña de 12 años

Macsuel y Sofía tuvieron un idilio la pasada primavera. Él, dominicano de 33 años, era pastor de una iglesia evangélica de Barcelona. Ella, hondureña, acudía cada día a verle y a rezar, pero tenía solo 12 años. Macsuel declaró ayer como acusado por un delito de abusos sexuales. La fiscalía le pide diez años y medio de cárcel. El pastor afirmó que solo besó en los labios a Sofía una vez, “en el ascensor de una parada del metro”. La menor, en cambio, explicó que hicieron el amor en diversas ocasiones y que estaba enamorada de él.

Aunque sean consentidos, como admiten la menor y la fiscalía, la ley penal castiga con dureza los contactos con menores de 13 años. La fiscalía cree que Macsuel Pérez habló con Sofía a través de Facebook y del teléfono móvil para invitarla a casa, donde “tuvieron relaciones sexuales” que se repitieron hasta junio, cuando la madre de ella descubrió la relación.

El pastor admitió que sabía que Sofía era menor de edad, pero no tanto, y precisó que fue ella quien le buscó para que se acostaran. “Me contaba sus sueños, lo que quería hacer… Me hostigaba mucho”, dijo el hombre, que dirigía grupos para “orar y evangelizar” en casas particulares. “Ella iba al colegio en pantalones, pero cuando pasaba por delante de mi casa se ponía una minifalda”, abundó.

En junio, Macsuel le dijo a la menor que debían “dejar las comunicaciones”. Y la niña lo publicó en Facebook. Por entonces, la madre de Sofía, Claudia C., ya sospechaba que su pequeña se estaba enamorando del pastor. “Decía que quería ir todos los días, a todas horas”, relató la testigo. Claudia halló, en el diario de Sofía, “un corazoncito con el nombre de Macsuel. Pensé que sería algo platónico”. Pero Sofía lo negaba todo.

La verdad le sobrevino a Claudia en un “sueño” premonitorio. Dos cargos de la iglesia evangélica hablaron con Macsuel y le confirmaron la relación. El pastor, casado y padre de un niño, pidió disculpas a la madre. Desde entonces está en prisión provisional. “No le pregunté si tuvo sexo con mi hija, pero es un peligro para la sociedad”, declaró la madre.

La edad es el caballo de batalla del caso. Claudia desmintió que Macsuel desconociera esa circunstancia: “Éramos como una familia, celebrábamos juntos los cumpleaños”, subrayó. El abogado del pastor, en cambio, puso el acento en una supuesta diferencia de costumbres y hábitos sexuales entre Europa y América Latina.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...