El PP gallego no cobra impuestos a la Iglesia porque dice que «ahora hay que ayudarla»

El Gobierno del Rajoy ha subido 30 impuestos a todos los ciudadanos (IVA e IRP entre ellos), incluídos parados, autónomos y empresarios

El Partido Popular de Galicia, que preside el también presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, ha rechazado cobrar impuestos a la Iglesia católica “porque ahora hay que ayudarla“. Consideran los populares gallegos que las crisis también castiga mucho a la Iglesia católica, que por ejemplo no paga el IBI y la pregunta es obvia ¿Si hay que ayudar a la Iglesia en esta crisis no habría que ayudar también a parados, jóvenes, pensionistas, autónomos, emprendedores o desahuciados?. ¿Por qué una familia en paro tiene que pagar el IBI y la Iglesia católica no?. El PP gallego se ampara en la ‘acción social’ que desempeñan algunas organizaciones de la Iglesia. Hay otras organizaciones que desempeñan una labor social y sí pagan impuestos.

La izquierda quiere que pague el IBI
Primero fue el Partido Socialista el que tomó la iniciativa.  El alcalde socialista de  Amoeiro (Ourense), Rafael Vilarino, decidió que la Iglesia tenía que pagar el IBI al igual que el resto de los vecinos. Su decisión fu recurrida y el alcalde a su vez recurrió al Tribunal Supremo, quien tendrá la última palabra.
Posteriormente tanto PSOE como BNG como Alternativa Galega de Esquerda (el partido de Beiras), comenzaron a presentar mociones en todos los ayuntamientos para que la Iglesia pague el IBI. En todos los gobernados por el PP las mociones eran derrotadas, así que el veterano Xosé Manuel Beiras decidió presentar esta semana una Proposición No de Ley para que “el Gobierno de la Xunta proceda a aplicar los tributos económicos sobre el patrimonio a todas las propiedades de la Iglesia en Galicia que no sean específicamente lugares de culto”. La mayoría absoluta del PP en el Parlamento gallego tumbó la iniciativa.

Explicación polémica
Si la decisión del PP gallego es polémica de por sí, peores son las explicaciones dadas por su portavoz parlamentario Gonzalo Trenor, quien primero intentó justificar el voto en contra porque la Xunta no tiene las competencias en materia de tributos y porque la Xunta “tiene que aplicar los impuestos en los términos legalmente establecidos”. A continuación destacó la función social que desempeñan muchas organizaciones  católicas, a las que habría que “ayudarlas en vez de echarles una mano al cuello”. Cualquier lector de prensa podrá ver cada día iniciativas solidarias de otras organizaciones y de multitud de ciudadanos que, a título particular, y pagando de su bolsillo, han puesto en marcha programas de ayuda a los más necesitados. Y el Gobierno del PP no solo no les perdona impuestos, sino que se los ha subido.

“Podría ofender a miles de gallegos”
Si la explicación anterior resulta sorprendente, otra afirmación del portavoz popular en el Parlamento gallego resulta aún más sorprendente. Aseguró que si se aprobara la propuesta de la izquierda gallega se “podría ofender a miles de gallegos que como recogen las encuestas del CIS se declaran católicos”. Es decir, para el PP gallego que la Iglesia católica pague el IBI por sus propiedades inmobiliarias no dedicadas al culto, ofendería a la mayoría de los gallegos.

Tanto el BNG como el Partido Socialista se sumaron a la iniciativa de Alternativa Galega, pero el portavoz popular fue especialmente duro con los socialistas porque el PP gallego asegura no entender la postura “laicista de los socialistas”, a los que acusa de dividir a los alcaldes con su propuesta de que la Iglesia pague el IBI.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...