El ideario de Santa Maravillas: «Déjate mandar. Déjate sujetar y despreciar. Y serás perfecta»

El personaje honrado en el Congreso, un ejemplo de los excesos del integrismo católico del siglo XX

Lo cuestionable de la decisión de José Bono al honrar la memoria de Santa Maravillas de Jesús crece conforme se van conociendo nuevas informaciones sobre el personaje en cuestión. Una religiosa que habría impulsado una escisión ultraconservadora dentro de la orden de las carmelitas como reacción al Concilio Vaticano II, que la habría llevado a fundar conventos con actuaciones opacas que habrían despertado las alarmas de la mismísima Conferencia Episcopal Española del momento. Lo que queda claro es que sor Maravillas representa un perfecto ejemplo del integrismo católico del siglo pasado, similar al liderazgo de Escrivá de Balaguer, fundador del Opus Dei; por cierto, organización ultraconservadora a la que pertenece Jorge Fernández Díaz, impulsor y promotor de la causa de sor Maravillas. Casualidades, las mínimas.

Fallecida en 1974, sor Maravillas de Jesús refleja en su trayectoria un claro ejemplo de los extremos a los que ha llegado el pensamiento de inspiración católica en el pasado siglo. La versión que ofrece El País coincide con la de la incisiva web La Página Definitiva: "Una vida llena de castigos infligidos a sí misma como colgarse de la melena a una viga para sufrir por Jesús o dormir vestida y sentada en el suelo cinco horas cada noche".

Una santa de todos
Esta santa, que pasará a presidir un Parlamento que lo es de católicos, pero también de ateos, agnósticos o musulmanes, tenía las ideas claras: "A la edad de cinco años decidió que moriría en un convento en castidad". Una iniciativa que se vio obstaculizada por la Guerra Civil y por la irrupción del progresista Concilio Vaticano II, lo que llevó a una mente tan poco comprometida con el liberalismo a liderar una escisión dentro de la orden de las carmelitas, con la fundación de numerosos conventos y una forma más restringida de vivir el hecho religioso.

Una dudosa referencia
No obstante, este liderazgo vendría a ser cuestionado por la mismísima Conferencia Episcopal Española del franquismo, alertada por el oscurantismo y el "secretismo" de estos centros, así como por "su mensaje restrictivo de Cristo". El testigo lo tomaría en 2000 el grupo ultraconservador Getsemaní para captar a unas 200 adolescentes y destinarlas a los conventos fundados por sor Maravillas. La captación de las jóvenes con 18 años impidió la investigación, pero la sombra del lavado de cerebro se cierne sobre este tipo de actuaciones.

Ideario preocupante
Algo así puede esperarse de quien, como fundadora, tenía este lema como una de sus principales guías: "Déjate mandar. Déjate sujetar y despreciar. Y serás perfecta". Maravillas de Jesús fue beatificada en 1998 y canonizada en 2003. A ella se atribuyen numerosos milagros de salvación de enfermos. En poco tiempo, una placa la honrará en el Parlamento español. En pleno proceso de frenazo de la Memoria Histórica, esta iniciativa seguirá dando que hablar.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...