El Ayuntamiento de Zaragoza se niega a retiar el canto «Bendita y alabada…»

Estos cantos se emiten desde la Catedra en la plaza del Pilarl a gran volumen y se oyen hasta zonas bien alejadas del centro.

El Ayuntamiento de Zaragoza, a través de su Agencia de Medio Ambiente contesta a las denuncias presentadas por el Observatorio de la Laicidad y MHUEL por el canto de la jaculatoria "Bendita y alabada…" que a gran volumen se realiza desde la Basícia del Pilar.

Las razones esgrimidas no dejan de ser peregrinas. Su argumento es que al ser la Basícia Catedral un Bien de Interés Culturaldesde 1904, ampliado en 2001 y conforme a la Ley de Patrimonio Cultural Aragonés de 1999, no puede realizarse intervención alguna sin autorización del órgano competente de conseración, ya que la califiación de BIC afecta tanto al monumento como a los intangibles que lo constituyen.

No crremos que desde 1904 no se hayan realizado modificaciones y arreglos en la basílica, ni que la megafonía actual sea la de 1904.

En definitiva una salida tangencial al verdadero problema de utilización del espacio público por una confesión religiosa, rompiendo los principios de neutralidad del Estado, cosa que este Ayuntamiento y su alcalde trasladando un crucifijo al salón de plenos, cada vez que éste tiene lugar, incumple reiteradamente sin el menor pudor, pese a ser gobernado por un partido que en su momento luchó por la laicidad del Estado.

——————————-

El Observatorio de la Laicidad reclama la supresión de megafonía con cánticos católicos en la plaza del Pilar

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...