El Ayuntamiento de Cenicientos (Madrid) retira de las calles un Vía Crucis instalado por la anterior corporación

La alcaldesa de la localidad madrileña de Cenicientos, del PSOE, ha retirado el Vía Crucis, una obra que había puesto en la anterior legislatura el equipo de Gobierno del PP. Se trata de 15 estaciones de penitencia que conducen al templo de la localidad y que fueron instaladas el pasado mes de abril.

Las quince estaciones de penitencia que conducen al templo de la localidad fueron instaladas hace apenas tres meses y supusieron un gasto de 3.000 euros.

La retirada de los machones que jalonaban la Calle de la Ermita no ha pasado desapercibida para vecinos y políticos. Algunos ciudadanos se han mostrado contrarios a la retirada, mientras otros opinaban que el error es de la anterior corporación al ocupar arbitrariamente la vía pública con símbolos de una determinada confesión cuando España es un estado laico, según la Constitución. La alcaldesa, Natalia Núñez, aducía razones de movilidad para decidir quitar las piedras: “Varios vecinos nos habían reclamado su retirada pues para ellos suponían un obstáculo y barrera arquitectónica en las aceras  dificultando el acceso, circulación y aparcamiento de vehículos en la vía”.

En una reunión mantenida esta misma tarde con el párroco de Cenicientos, Enrique Jesús Gutiérrez Solana, el Equipo de Gobierno ha propuesto que el Vía Crucis sea reubicado en dependencias de la Iglesia.

La misma esquina ahora y hace unas semanas, cuando aún estaban las paradas del Vía Crucis. Foto: ABC

La misma esquina ahora y hace unas semanas, cuando aún estaban las paradas del Vía Crucis. Foto: ABC

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...