El arzobispo de Sevilla acusa a partidos y sindicatos de ‘burlar’ el pago del IBI

Juan José Asenjo asegura que adscriben bienes inmuebles a fundaciones Con ello pretenderían acogerse a la ley que exime del pago del impuesto

COMENTARIO: Los obispos han empezado a responder a la campaña del IBI, y lo hacen atacando a partidos y sindicatos, o diciendo como el de Toledo, que si pagan todos ellos también pagarán. Pues justamente eso es lo que decimos, que no haya privilegios, que 11.000 millones de euros al año dan para hacer muchas cosas. Que a partir de ahora lo que haga cada cual que lo haga con su dinero. No aprovechar el dinero de toda la ciudadanía para hacer su proselitismo caritativo. Y si pagan como dice el señor Asenjo, por qué tanto miedo a que se haga un censo con todos los que están exentos.

Nuestra propuesta incluye esa revisión legislativa para que las exenciones sólo afecten a los servicios públicos.


El arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo Pelegrina, ha acusado a partidos y sindicatos de utilizar una estratagema para burlar el pago del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) de sus sedes oficiales. En la presentación de las cuentas anuales de la diócesis de Sevilla, monseñor Asenjo aseguró que tiene conocimiento de que "determinados partidos y sindicatos" adscriben la propiedad de sus bienes inmuebles a fundaciones para, de esa manera, acogerse a la Ley 49/2002, que exime del pago de ese impuesto a las entidades sin fines lucrativos.

A preguntas de los periodistas, Asenjo evitó especificar a qué partidos y sindicatos se refiere, y aseguró sólo que tiene conocimiento de que algunos lo están practicando con el fin de "sortear" el pago del impuesto.

El arzobispo de Sevilla advirtió de que la reclamación política de que la Iglesa pague el IBI de todos sus edificios, sea cual sea su uso, le parece "un asunto muy extraño". "Esta campaña que se ha montado, cuya procedencia conocemos bien, trata de demostrar que la Iglesia tiene privilegios, y no es así". El prelado aludió a la Ley del Mecenazgo (49/2002), que exime del pago de ese impuesto y establece otros beneficios fiscales para todas las confesiones religiosas, las ONG, las asociaciones deportivas, las federaciones, los edificios protegidos y las fundaciones de interés general.

"¿Por qué tanto interés en que pague más la Iglesia?. Sabemos que, en tiempos de dificultades, todos tenemos quearrimar el hombro, pero la Iglesia ya lo hace", explicó monseñor Asenjo, que recordó que la Iglesia sí paga el IBI de sus inmuebles no dedicados a labor pastoral. En concreto, la diócesis de Sevilla pagó el año pasado 86.807 euros por este concepto.

Monseñor Juan José Asenjo (d.), arzobispo de Sevilla, en una rueda de prensa. | Conchitina

Archivos de imagen relacionados

  • Asenjo obispo Sevilla
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...