El alcalde de Alcoy (PSOE) y otros ediles en la procesión de la Virgen de los Lirios que el Ayuntamiento subvenciona

En el cortejo participaron representantes de la corporación municipal encabezados por el alcalde, Antonio Francés. El Ayuntamiento habilita un servicio gratuito de autobuses hast el santuario para facilitar la asistencia.

El paraje de la Font Roja volvió a ser ayer el punto de encuentro para cientos de alcoyanos y alcoyanas. La devoción por la Virgen de los Lirios, patrona de Alcoy, quedó latente con la amplia participación en la misa y la procesión con las que cada 21 de agosto se conmemora el hallazgo milagroso de los lirios en el monte del Carrascal.

La fiesta en honor a la patrona empezó a las 19 horas con el rezo de la Sabatina, dando paso media hora después a la solemne misa que, en esta ocasión, fue presidida por el nuevo obispo de Lleida, Salvador Giménez.

Los actos litúrgicos tuvieron lugar delante del santuario, tal y como viene siendo habitual, y el buen tiempo arropó a los asistentes, que pudieron disfrutar al máximo de la celebración del festejo.

Siguiendo la tradición, los padres y abuelos acercaron a los niños y niñas hasta el altar para presentar a sus pequeños a la Virgen de los Lirios y recibir su medalla con la característica cinta azul celeste.

De forma organizada, los devotos de la patrona alzaron su imagen para acompañarla en procesión por las inmediaciones del santuario. En el cortejo participaron los miembros de la Archicofradía Virgen de los Lirios y representantes de la corporación municipal encabezados por el alcalde, Antonio Francés. Por cuarto año consecutivo, los participantes no utilizaron cirios durante el acto, ya que el alto riesgo de incendios obliga a extremar las precauciones, máxime en un parque natural como es la Font Roja.

La cena de «sobaquillo» puso el broche final a una tarde repleta de alabanzas hacia la patrona.

El murero Salvador Giménez declaraba a este diario sentirse «muy satisfecho de volver a casa», en referencia a los años en que estuvo al frente de la parroquia de San Mauro. Respecto a su nombramiento como obispo de Lleida, manifestaba que «voy con ilusión y también con preocupación, porque no sabes si vas a saber hacer bien lo que esperan de tí».

Muchos de los asistentes hicieron uso del servicio de autobuses gratuito que habilita el Ayuntamiento, lo cual facilita la subida al santuario a quienes no disponen de vehículo y evita que se produzcan aglomeraciones en la zona de aparcamiento.

La celebración de la festividad de la Virgen de los Lirios culminará el próximo 20 de septiembre con la Romería a la Font Roja.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...