Adif aprueba una nueva normativa que impide el uso político o religioso de las estaciones y los Hermanos de San Juan de Dios protestan al no poder montar su belén en Atocha

No podemos sino apoyar esa normativa de Adif que pretende hacer de un espacio público, como son las estaciones de tren, lugares de convivencia y espacios comunes a toda la ciudadanía, y por tanto libres de toda propaganda política, religiosa o ideológica. Anteriormente grupos religiosos, como los Hermanos de San Juan de Dios han utilizado algunas de ellas, como la de Atocha en Madrid, para hacer colectas o montar su belén. De ahí que al suprimirse ese privilegio, protesten.


ADIF –la entidad pública dependiente del Ministerio de Fomento– ha creado una nueva normativa que pretende convertir las estaciones de tren de toda España en «espacios de encuentro, abiertos a la solidaridad, a los valores y a la cultura». Y debido a esta normativa ha impedido colocar el tradicional belén en la estación de Atocha.

Los hermanos de San Juan de Dios que llevan 26 años colocando un belén navideño en la estación de Atocha denuncian que con la nueva normativa de Adif, se veta las iniciativas «provenientes de entidades religiosas» y censura cualquiera de ellas que pueda tener «un carácter religioso».

Concretamente, la nueva normativa de ADIF para su programa Estación Abierta rechaza las solicitudes «que tengan un carácter político o religioso», y también las «actividades que puedan generar malestar en los ciudadanos o situaciones de confrontación ideológica o religiosa». Aún así acepta explícitamente las solicitudes «culturales» y las destinadas «a la sensibilización en valores». Pone como ejemplo «las tradiciones populares» y las que están «en estrecho contacto con la vida social y cultural del entorno en el que se asientan», como podría ser un tradicional belén navideño.

Desde los hermanos de San Juan de Dios aseguran que la decisión «nos parece discriminatoria e incomprensible, desde nuestra filosofía centrada en la Hospitalidad, que significa acoger de forma universal en función de la necesidad de cada persona sin discriminación de ningún tipo», señala Noelia Sánchez, responsable de comunicación de los hermanos de San Juan de Dios-Castilla.

«Somos conscientes de que vivimos en una sociedad laica que entendemos como un marco de relaciones en el que podemos convivir todas las expresiones de conciencia, ya sean religiosas o no, en plena igualdad y respeto», asegura Sánchez, para quien «la identidad religiosa de una determinada propuesta no debería ser un motivo para impedir la participación en espacios públicos en las mismas condiciones que el resto de entidades».

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...