Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.
Cuadro de «La Santa Cena», de Vicente López en el Museo de l’Almodí de Xativa en 2010

Xàtiva (Valencia) abona 2.000 € de alquiler a las Clarisas por “La Santa Cena”

“La Santa Cena” se quedará en Xàtiva a cambio de un canon anual de 2.000 euros que el Ayuntamiento setabense abonará a la orden religiosa de las Clarisas. Así se desprende del acuerdo alcanzado en sede municipal con la orden de Santa Clara.

La Junta de Gobierno Local aprobó ayer el contrato privado que regirá la cesión de la obra de Vicente López, que tendrá una duración inicial de cuatro años y se podrá prorrogar durante cuatro ejercicios más, sumando un global de ocho años de posible cesión. Eso sí, los términos del convenio apuntan que las dos partes deberán acordar su conformidad cada año “de manera expresa”.

Igualmente, correrán a cargo del Ayuntamiento todos los gastos que se produzcan por la exhibición de la obra pictórica.

A su vez, el consistorio también asume el compromiso de restaurar el colosal cuadro y otras tres obras propiedad de las religiosas. Fuentes municipales apuntaron ayer que se trata de una “promesa pendiente” que no se ejecutó por parte del anterior gobierno en manos del Partido Popular: “Es un acuerdo incumplido y nos han pedido que lo asumamos. Hemos creído que sus peticiones están fundamentadas”.

Los trabajos de renovación de las cuatro obras deberán estar finalizados antes del 1 de julio de 2023 y las fuentes consultadas estimaron ayer un dispendio de 15.000 euros para retornar todas las piezas a su estado óptimo.

“La Santa Cena” fue pintada por Vicente López Portaña (Valencia, 1772-Madrid, 1850) a principios del siglo XIX, concretamente en el año 1806 según las voces más especializadas en la obra del autor valenciano. Se trata de una obra ideada con el objetivo de presidir el refectorio del convento de Santa Clara de Xàtiva, que actualmente se encuentra en obras para acoger el Centre Raimon d’Activitats Culturals.

El cuadro cuenta con unas dimensiones de 2,05 metros de alto y 4.05 de ancho sin marco, aunque se cree que podría tratarse de una obra que ha perdido dimensiones por diversas circunstancias históricas. Así, durante las persecuciones religiosas de 1936, “La Santa Cena” abandonó el convento setabense —la obra fue recortada de su bastidor y enrollada para su traslado— y acabó almacenada en el museo de Xàtiva hasta 1940.

Después, volvió al comedor del templo religioso y su rastro se difuminó hasta el traslado de la orden religiosa a Canals en 2001. Las clarisas se fueron de Xàtiva acompañadas de gran parte del patrimonio que atesoraba el templo, pero no con la obra de Vicente López. Todo apunta a que las notables dimensiones del cuadro y la falta de espacio para acogerlo impidieron su traslado a Canals.

En 2004, la pieza abandonó Santa Clara y llegó al taller de restauración de la Llum de les Imatges en Bétera, para formar parte de la muestra “Lux Mundi” prevista años más tarde en Xàtiva. El cuadro fue instalado en la Seu y permaneció expuesto hasta 2008. Tras finalizar la muestra, la Generalitat y las monjas obviaron al Ayuntamiento y pactaron llevar el cuadro al San Pío V de Valencia durante dos años.

En 2010 volvió a Xàtiva, primero al museo de l’Almodí. Y en junio de 2014 “La Santa Cena” llegó al Museo de Bellas Artes, donde puede ser contemplado.

Total
8
Shares
Artículos relacionados
Total
8
Share