Una Pascua real

Los reyes y los príncipes de Asturias y sus hijas asisten en Palma a la misa de Pascua

Los Reyes, los Príncipes de Asturias y sus hijas junto al obispo de Mallorca, José Luis Murgui– EFE

 

Un domingo de Pascua florida, húmedo y ventoso cerró la Semana Santa que fue soleada en Baleares. Ayer a mediodía centenares ciudadanos, en buena parte turistas, se apostaron con sus cámaras digitales ante el portal mayor de la Catedral de Mallorca para ver y captar la entrada en el templo de los miembros de la familia real. Los Reyes y los príncipes de Asturias con sus dos hijas cumplieron con la tradición católica de asistir a la misa pascual en el monumental Seu gótica, que integra el halo actual del arte de Gaudí y Barceló.

Las infantas Leonor y Sofía, con sus abrigos infantiles color de rosa fueron los protagonistas del día. Su abuela, la Reina Sofía coincidió con sus nietas en la elección del rosa, con un traje chaqueta de color más claro. Letizia usó una chaqueta tipo sahariano y un foulard. Las corbatas del Rey y del Príncipe, violeta y azul. El obispo de Mallorca, Jesús Murgui con su mitra, y el pleno de canónigos del Cabildo de pontifical, cumplimentaron al Rey y a su familia. Aplausos y vítores personalizados sonaron en la entrada y la salida de la catedral.

En la posterior mesa familiar del palacio de Marivent para la habitual comida de Pascua- también en la misa catedralicia- hubo ausencias en la Familia Real. Como el año pasado faltaron a la cita la infanta Elena y sus hijos y los duques de Palma, Cristina e Iñaki Urdangarín y sus descendientes.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...