Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

Una defensa de los obispos españoles

En los últimos días, varias declaraciones de algunos obispos españoles han suscitado una indignación inusitada. Me parece evidente que tienen todo el derecho a hacerlas, y, que, por otra parte, son muy coherentes con la doctrina católica.

Lo que me sorprende es que la indignación se ciña a esas manifestaciones episcopales esporádicas de carácter integrista. Me sorprende porque me parece evidente que la propia Iglesia católica es una organización integrista que ataca gravemente los derechos humanos, que discrimina radicalmente a las mujeres, que está detrás de extraordinarios sufrimientos y de múltiples crímenes con su política anti-condón y otras aberraciones, que posee uno de los Estados menos democráticos del planeta, incapaz de suscribir muchas de las convenciones de la ONU en defensa de los derechos humanos…

¿Se imaginan que intentara inscribirse en España una asociación de esas características? ¡Estoy seguro de que no sería legalizada! Entonces, amigos, no malgasten su indignación en las declaraciones esperpénticas de los obispos, y mucho menos las tachen de opuestas a la doctrina de la Iglesia, pues la siguen de manera seria. Extiendan y aumenten su indignación hacia el escándalo de que en un país democrático exista un Concordato y unos Acuerdos indecentes con esa Iglesia, de que se la esté financiando generosísimamente, de que los cargos públicos, empezando por el Rey y acabando por muchos alcaldes y algunos rectores, asistan a sus ceremonias e incluso las convoquen… Pero quizás el peor escándalo, lo más indignante, es que esa organización se encargue de educar niños, que tenga una asignatura en los colegios públicos costeada con dinero público, que tenga sus propios colegios para adoctrinar sin cortapisas y que, en el colmo de los colmos, el Estado los financie. Indígnense con estas cosas realmente graves y también con un partido, el PSOE, que en lo esencial de estos asuntos (financiación, educación) ha prostituido sus principios por conseguir el poder y mantenerse en él.


(*) Juan Antonio Aguilera Mochón. Granada.
Publicada en el diario Ideal, 13-1-08

Total
0
Shares
Artículos relacionados
Leer más

Bienvenida seas, eutanasia

Durante largo tiempo, la vida perteneció a un monstruo caprichoso, temperamental, ególatra hasta la ridiculez (nuestro primer deber moral…
Total
0
Share