Un temario de la Universidad Rey Juan Carlos incluye frases contra el aborto y la adopción por gays

El manual de estudio de Teoría del Derecho de la universidad pública califica de «antidemocráticos» a quienes defienden el aborto o la eutanasia. Alumnos del campus y el Sindicato de Estudiantes critican que el temario «intenta inculcar una ideol

El manual de estudio de la asignatura de Teoría del Derecho (que se imparte en el primer curso del grado de Derecho de la universidad pública Rey Juan Carlos de Madrid) contiene frases contra los "antidemocráticos" que defienden el aborto o la eutanasia, asegura que los hijos de parejas homosexuales "no gozan de iguales condiciones que los demás niños" y añade que "la píldora abortiva mata a un inocente que no tiene culpa de nada". El texto está siendo criticado por alumnos del campus por "inculcar una ideología con criterios homófobos y ultracatólicos". En cambio, el profesor autor del manual asegura que sus "opiniones están basadas en fundamentos teóricos" y portavoces de la universidad defienden su "libertad de cátedra"

El profesor titular de la asignatura y autor del manual, Diego Poole, entregó el material didáctico a sus alumnos como texto teórico de la materia. El primer capítulo es un repaso, a modo de introducción, de los conceptos aplicables a la teoría del derecho. En el segundo capítulo (titulado "Relativismo, democracia y tolerancia") explica las teorías de los defensores del relativismo ético y, a continuación, expone las razones de los críticos con esta corriente filosófica. Pero varios pasajes de este segundo capítulo han molestado a algunos de los estudiantes, ya que el autor deja traslucir sus opiniones.

Textualmente, en la página 17, bajo el epígrafe de "El desorden de los valores sí altera el producto", el autor apunta: "Como consecuencia del relativismo ético se llega a situaciones verdaderamente ridículas, donde según las preferencias de un grupo se alterará llamativamente la jerarquía de valores. Por ejemplo, […] se obliga a poner en los paquetes de tabaco 'el tabaco mata', lo cual es cierto, pero mucho más verdad es que la píldora abortiva también puede matar, pero no lo advierten, y mata a un inocente que no tiene culpa de nada, y que ni siquiera fuma".

Más adelante, en la página 27, explica: "Uno es demócrata, ante todo en la medida en que respeta la común dignidad de todos los seres humanos. Son, por eso, tremendamente injustos y antidemocráticos los que defienden el aborto o la eutanasia, porque excluyen a otros hombres del derecho humano más básico, que es la vida, sobre el que se fundan todos los demás".

Rebatiendo el relativismo

Poco después, en la página 28, pone un ejemplo para rebatir el relativismo: "En nombre de la igualdad, se reclama 'el derecho al hijo por parte de parejas homosexuales'. Cuando resulta que esos niños no gozan de iguales condiciones que los demás niños, pues, entre otras cosas, a la hora de definir su identidad sexual conforme a su naturaleza no disponen de la necesaria referencia a un hombre (el padre) o a una mujer (la madre), de la que (o del que) ellos por principio carecen".

Tras leer el manual, una alumna que prefiere guardar el anonimato se puso en contacto con 20minutos.es para denunciar públicamente que "el profesor intenta inculcar a los alumnos sus ideas: opina de forma evidente en lugar de enseñarnos la teoría de forma aséptica", según las palabras de la chica. También el Sindicato de Estudiantes considera que los apuntes "son adoctrinadores, ya que no se limita a exponer las teorías, sino que también da su opinión. Intenta inculcar una ideología con criterios homófobos y ultracatólicos", critica Jesús Serrano, portavoz de la organización estudiantil en la Rey Juan Carlos. Mientras, Marina Mata, otra estudiante, denuncia que ese "es el tinte de esta universidad: muchos profesores son de derechas y te venden su ideología como un concepto real y cerrado. Si fueran de izquierdas tampoco estaría bien".

Ante estas críticas, el profesor Poole explicó a este periódico: "No hay que sacar de contexto lo que digo. Es un trabajo académico en el que, en primer lugar expongo todos los autores que defienden el relativismo ético y luego lo critico basándome en otros autores. Creo que digo mi opinión de una manera objetiva y basada en fundamentos teóricos". Además, el autor se muestra asombrado por las quejas: "Nunca me había ocurrido algo similar. La universidad es el lugar donde se puede hablar con libertad, exponer teorías y luego debatirlas. Si ya no se puede hablar en libertad en la universidad, apaga y vámonos. Animo a que se lean el texto completo". Incluso, en el mismo manual (página 53) asegura: "Pretender que el profesor sea neutral, incluso hacer consistir en esto su propia honestidad, es un error".

"No hemos recibido ninguna queja formal"

Por su parte, desde la universidad defienden "la libertad de cátedra de cualquier profesor para impartir el temario sin injerencias", según fuentes de la Rey Juan Carlos. "Estos temas de colisiones entre derechos siempre traen polémica, pero si en este caso concreto se ha excedido o no la libertad de cátedra habrá que verlo. También es cierto que el Rectorado no ha recibido ninguna queja formal de ningún alumno en este sentido", afirmó un portavoz del campus. "Si un alumno considera que se está haciendo un uso abusivo de la libertad de cátedra, debe seguir los cauces ordinarios, presentando una queja formal y no de forma anónima", apuntaron dichas fuentes.

En los archivos adjuntos pueden verse diferentes documentos sobre esta noticia.

Universidad Juan Carlos

Campus de la Universidad Juan Carlos I en Madrid

Archivos relacionados

Archivos de imagen relacionados

  • Universidad Juan Carlos
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...