Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.
Turistas saliendo del Patio de los Naranjos de la Catedral de Sevilla

Reclaman el acceso libre al Patio de los Naranjos de la Catedral de Sevilla

Actualmente este espacio está incluido en la visita cultural del templo

La plataforma de Sevilla contraria a la inmatriculación de bienes acometida a su favor por la Iglesia Católica entre 1998 y 2015, –295 bienes en el caso de la provincia de Sevilla-, junto con la asociación Ben Baso de profesores para la difusión y protección del patrimonio histórico, ha solicitado formalmente reuniones a la Archidiócesis, el Ayuntamiento y la Consejería de Cultura, para reabrir el Patio de los Naranjos como espacio público de libre concurrencia, toda vez que el enclave está actualmente sujeto al recorrido turístico de la Catedral.

Eduardo López, uno de los portavoces de la plataforma, ha explicado en declaraciones a Europa Press que estas tres instituciones a las que los colectivos reclaman las reuniones son “responsables de que el Patio de los Naranjos haya dejado de ser una zona pública para el disfrute de todos los ciudadanos”, cuando otrora estaba “abierto” durante el día para su libre concurrencia. Así fue hasta que “la Iglesia no sólo privatizó su uso, sino que además lo ha inscrito en el Registro de la Propiedad” como espacio de su titularidad.

La iniciativa sigue a las actuaciones ya promovidas en noviembre de 2019, poco antes de la irrupción de la pandemia, y está destinada a pedir al Cabildo “la apertura inmediata del patio tal y como se ha venido haciendo hasta hace bien poco, devolviéndolo al disfrute de la ciudadanía y de todas aquellas personas que quieran gozar de un espacio único, fruto de siglos de historia construida”, pues el Patio de los Naranjos conserva la estructura original del espacio similar de la antigua mezquita almohade, contando su fuente central con una taza superior visigoda, entre otros elementos históricos.

Además, la idea es reclamar al Ayuntamiento de Sevilla “que contribuya a la protección del Patio de los Naranjos definiéndolo en el PGOU como el espacio público que siempre ha sido, con todas las garantías necesarias para su disfrute”; y a la Junta de Andalucía que “haga cumplir la normativa patrimonial y reclame al Cabildo catedralicio la necesaria renovación y actualización del Plan Director de Uso y Gestión de la Catedral, de acuerdo con las recomendaciones realizadas por el Defensor del Pueblo Andaluz, encaminadas a garantizar su conservación, mantenimiento y recuperación como Patrimonio de la Humanidad”.

El Patio de los Naranjos de la Catedral de Sevilla.
El Patio de los Naranjos de la Catedral de Sevilla. / Juan Carlos Vázquez

Un proyecto para cambiar el sentido de la visita cultural

El Cabildo Catedral mantiene en barbecho una modificación de la visita cultural que permitiría que el Patio de los Naranjos estuviera abierto y fuera de libre acceso, al menos durante las horas de apertura del templo. Ésta es una medida que llevan muchos años demandado colectivos ciudadanos, como la asociación de vecinos del barrio de Santa Cruz, o entidades conservacionistas. El Patio de los Naranjos estuvo abierto durante muchos años a la ciudad, como un espacio público más, aunque es cierto que es propiedad del Cabildo Catedral al formar parte del conjunto de la Catedral. Cuando se diseñaron las actuales visitas turísticas, en los albores del año 1992, el recinto se cerró, aunque el Cabildo siempre ha defendido que cualquier sevillano puede disfrutar del mismo con la entrada de la Catedral, que es gratuita para los residentes y nacidos en la Archidiócesis.

Actualmente, la entrada individual se realiza por la Puerta del Príncipe, también conocida como de San Cristóbal; mientras que la de los grupos se produce por la calle Placentines. La medida que se estudió es cambiar el sentido para que los visitantes ingresen al monumento por el Patio de los Naranjos, actual salida, realizando el recorrido inverso.

Este proyecto del Cabildo pretende que el antiguo patio de abluciones de la mezquita almohade sirva como gran zona de acogida para los visitantes. Los turistas y los sevillanos podrán decidir, una vez en el interior, si realizan la visita cultural al templo o si, simplemente, se contentan con admirar este espacio y permanecer en el mismo durante el tiempo que estimen.

Total
2
Shares
Artículos relacionados
Total
2
Share