Reabrir el Museo Sacro de San Juan podría costar hasta 250.000 euros al Ayuntamiento de Aranda de Duero

La edición de Las Edades del Hombres celebrada en la capital ribereña ha dejado a su paso muchos beneficios en la ciudad y en la comarca, pero también algunos ‘daños colaterales’ como es el hecho de  que la restitución del Museo de Arte Sacro que albergaba desde el año 2004 la iglesia parroquial de San Juan Bautista, templo que se vacío para ser, junto a la iglesia de SantaMaría, sede de Eucharistia, va a conllevar un importante desembolso para las arcas municipales.

El nuevo montaje de este espacio expositivo que acogía piezas de  gran valor artístico, exponiendo al público parte del patrimonio religioso de la diócesis de Aranda de Duero supondrá una inversión mínima de 150.000 euros, que podría llegar hasta los 250.000 según un estudio para poner en valor otra vez el museo encargado por un presupuesto d 4.000 euros  a la empresa Expociencia, que fue la firma que hace una década se eligió para llevar a cabo la musealización.

El concejal de Turismo, Alfonso Sanz, explica que el presupuesto está totalmente al margen de las piezas que se exhiban, una parte de las cuales se  han mostrado al público durante Eucharistia en la iglesia de San Nicolás de Bari, de Sinovas, y abarca tan solo la infraestructura expositiva.

Una propuesta en la que se aprovechará el material tipo vitrinas y peanas que se utilizó en montaje primigenio y una buena parte del los elementos y el material empleado en Eucharistia, como paneles y arcos de luz, que la Fundación ha entregado al Ayuntamiento puesto que no iba a volver a utilizarlo.

«Con todo lo que tenemos, lo que desmontamos y lo que nos ha cedido la Fundación tenemos que sacarlo para que la empresa adjudicataria haga una recomposición para poner en valor el museo, apunta.

El estudio plantea diferentes propuestas para volver a poner en valor el museo, un trabajo entregado hace pocos días, que están estudiando ahora mismo los técnicos. «Se trata de analizarlo y ver hasta donde podemos llegar para sacar el pliego para adjudicar  los trabajos para volver a hacer ese museo a la mayor brevedad posible», apunta el edil.

El responsable del área turística avanza que su intención es llevar el asunto a una próxima comisión informativa para dar participación a todos los grupos políticos  de cara a consensuar la partida económica que de destinará a esta iniciativa.

«Dentro de lo que ellos plantean puede fluctuar entre los  150.000 y los  250.000 euros. Ya costó en su momento alrededor de  200.000 euros», indica, aclarando que el presupuesto va a depender en gran medida de la ambición del planteamiento museístico, especialmente en cuanto a montajes interactivos, elementos de luz y sonido o incluso un vídeo mapping, como ya se incluyó en la primera época.

«El gasto va a depender de lo que queramos hacer y hasta dónde queramos llegar, porque va por fases. Una cosa es el museo en sí,  otra cosa es luego la exposición en temas de nuevas tecnologías o audiovisuales, luz, sonido… Hay muchas partidas, las cuales…. hasta donde quieras llegar. Cuanto más  inviertas más atractivo puede ser el museo», evidencia.

Alfonso Sanz informa que, en cuanto al contenido, que deberá ceder el Arzobispado fruto del convenio suscrito con el Ayuntamiento para poner en marcha el Museo de Arte Sacro, la intención es hacer una nueva distribución de las obras con un nuevo guión argumental que correrá a cargo de Juan Álvarez de Quevedo, que hizo las veces de comisario de Eucharistia y responsable de Patrimonio de la Archidiócesis de Burgos. Una selección que podría ampliarse y conllevar algunos cambios ya que alguna pieza podría quedarse en Santa María.

«Nosotros en el tema de las obras no nos metemos. Nosotros trabajamos más en poner en valor la musealización del propio museo, la parte de carpintería, de luz, de sonido, de audiovisuales… lo que es la infraestructura», aclara.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...