Piden que los musulmanes puedan salir de sus trabajos para acudir al rezo del viernes

Así lo ha solicitado la UCIDCE al amparo de la Ley 26/1992 por la que se aprueba el acuerdo entre Estado y Comisión Islámica La Unión de Comunidades Islámicas de Ceuta (UCIDCE) trabaja para que a los musulmanes se les reconozca en sus puestos de trabajo el derecho a acudir al rezo de los viernes, cumpliendo así con un precepto religioso de notable importancia en el Islam. Y es que se trata de una posibilidad que recoge la Ley 26/1992, de 10 de noviembre, por la que se aprueba el Acuerdo de Cooperación del Estado con la Comisión Islámica de España. Esta dice textualmente en su artículo 12 que “los miembros de las Comunidades Islámicas pertenecientes a la Comisión Islámica de España que lo deseen, podrán solicitar la interrupción de su trabajo los viernes de cada semana, día de rezo colectivo obligatorio y solemne de los musulmanes, desde las trece treinta hasta las dieciséis treinta horas, así como la conclusión de la jornada laboral una hora antes de la puesta del sol, durante el mes de ayuno (Ramadán)”.

De esta manera, la UCIDCE, con su presidente Laarbi Maateis al frente, propone que estas horas que estos trabajadores harían de menos los viernes se recuperen entre semana. Aunque su objetivo es que todos los empleados de los sectores público y privado puedan disfrutar de esta posibilidad que contempla la Ley, esta corporación ha comenzado a reivindicar este derecho para los trabajadores de la empresa municipal Obimace. Y es que el cambio de horario en las administraciones públicas con motivo de las 37,5 horas semanales impuestas por la Ley de Presupuestos Generales del Estado fija la hora de salida a las 15:15. Como el sermón en invierno comienza a las 13:30 y el rezo a las 14:00 –en verano empieza una hora después–, esta entidad solicita que los trabajadores que vayan a acudir a estos cultos salgan a las 13:00 los viernes y que el tiempo que no realizan este día lo recuperen entre semana, por ejemplo, acudiendo un día por la tarde. Para ello, debe haber acuerdo entre las partes.

Este asunto ya ha sido trasladado a través de un escrito y en una reunión al consejero de Dotación y Servicios Comunitarios, Gregorio García Castañeda, tras  recibir la UCIDCE “múltiples quejas de trabajadores adscritos a la empresa Obimace, debido a que los cambios de horario afectan directamente al personal de confesión islámica, más concretamente al horario de salida de operarios del viernes, que les impide acudir a realizar la oración en congregación como está previsto en las normas del Islam”, indica el escrito.

Asimismo, Maateis recuerda a los musulmanes que la Ley “los ampara” y que “no tengan miedo a los dueños de la empresa, a quienes les debe honrar conceder esta facilidad porque el musulmán “cuanto más cumpla con su religión, más aporta a la empresa”. También pide a los trabajadores de esta religión que trasladen esta reivindicación a sus representantes legítimos y que si estos no los apoyan, se “desvinculen” de su sindicato. Maateis lamenta que la mayoría de las empresas ignoran esta ley. El líder de la UCIDCE considera que esta adaptación de horario se puede realizar sin problemas y entiende que en los trabajos se pierde tiempo de otra manera. “¿Cuánto se pierde en fumar en los pasillos?”, se pregunta. Por ello, pide flexibilidad y comprensión a los empresarios.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...