Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.
Cuadro de Santa Rosa de Lima en el Museo del Convento de Santo Domingo. Crédito: Abel Camasca / ACI Prensa.

[Perú] La Iglesia Católica exige al Gobierno del Perú “mantener incólume” el Día de Santa Rosa

Comentarios del Observatorio

  • La imposición de festividades de una religión particular al conjunto de la ciudadanía, mediante su instauración en el calendario oficial de un país, es un claro atentado a la laicidad del Estado y la libertad de conciencia.
  • Las festividades oficiales deben ser laicas, eventos comunes al conjunto de la ciudadanía, que apelen a todas las personas por igual, y no eventos particulares de una parte de la población.
  • El proyecto del Gobierno peruano parece una propuesta conciliadora, que a la vez que busca una festividad común a toda la ciudadanía, la marca en la misma fecha que la festividad privada que hasta el momento se imponía como la oficial, de forma tal que se facilita que esa parte de la ciudadanía pueda seguir realizando sus celebraciones en un día no laborable, a la vez que el conjunto de la ciudadanía es interpelado por una motivación común desde las instituciones públicas.

La Iglesia Católica exigió al presidente del Perú, el izquierdista Pedro Castillo, detener su pretensión de crear “una conmemoración paralela” a la Fiesta de Santa Rosa de Lima, el 30 de agosto, y demandó “mantener incólume” la celebración católica.

En un comunicado difundido este 1 de septiembre, la  Conferencia Episcopal Peruana (CEP) resaltó que “el día 30 de agosto, Fiesta de Santa Rosa de Lima, está enraizado en todo el territorio nacional e internacional”.

Esta fecha, destacaron los obispos, “reconoce la vida y testimonio de esta mujer peruana, símbolo de la joven humilde, trabajadora y llena de fe que supo entregar su vida al servicio de Dios y de los hermanos más humildes y olvidados con gran ternura, incluso en situaciones extremas”.

“Esta devoción une a las familias peruanas y fortalece la fe y la esperanza de nuestro pueblo por construir un país fraterno y solidario”, añadieron.

En un proyecto de ley remitido al Congreso del Perú el 26 de agosto, Castillo, que junto a miembros de su familia y su entorno cercano enfrenta investigaciones por presuntos delitos de corrupción, propuso que el 30 de agosto de cada año se conmemore el “Día nacional de las personas desaparecidas durante el período de violencia”.

El “periodo de violencia” al que se refiere Castillo comprende el periodo más brutal de los ataques terroristas de grupos como el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru y Sendero Luminoso, una de las organizaciones comunistas más sanguinarias de América Latina, que acabó con la vida de decenas de miles de peruanos.

Sendero Luminoso, cuyo nombre se inspiró en palabras del escritor y político comunista peruano José Carlos Mariátegui, denominaba a su ideología criminal como “marxismo-leninismo-maoísmo-pensamiento Gonzalo”.

“Presidente Gonzalo” era el alias de su cabecilla, Abimael Guzmán, muerto en prisión el 11 de septiembre de 2021.

Desde el proceso electoral en el que obtuvo la presidencia, Castillo ha sido señalado de vínculos con el brazo político de Sendero Luminoso, llamado Movimiento por la Amnistía y Derechos Fundamentales (MOVADEF).

En el Plan de Gobierno del partido político al que pertenece Pedro Castillo, Perú Libre, se reconocen como “marxistas, leninistas o mariateguístas (sic)”.

En su comunicado de este 1 de septiembre, los obispos advirtieron que “hoy día que se busca promover y revalorizar a la mujer, no se puede minimizar la imagen y vida de Santa Rosa de Lima, mujer laica, insigne santa peruana, modelo de entrega y servicio a los más vulnerables de la sociedad”.

Tras recordar como la vida de Santa Rosa de Lima “está profundamente unida a la historia nacional”, los obispos del Perú destacaron que la primera santa de América “es la embajadora espiritual del país en el mundo”.

“Su nombre y su devoción ha trascendido internacionalmente. Su día ha sido siempre un momento de fe para todo el pueblo creyente”.

“Además, la Santa es patrona de varias instituciones peruanas, entre ellas la Policía Nacional del Perú, las Enfermeras y los Enfermeros”, indicaron.

Para la Conferencia Episcopal Peruana, “introducir en la Fiesta de Santa Rosa de Lima, una conmemoración paralela el mismo día, afectaría directamente la celebración de esta expresión de religiosidad popular extendida por todo el Perú”.

Además, la CEP recordó que “las organizaciones de Derechos humanos y de las víctimas de la violencia política han conmemorado todos los años el 28 de agosto como día emblemático en el cual se realizó la entrega del Informe Final de la Comisión de la Verdad y Reconciliación que revela con claridad la situación de las personas desaparecidas en ese período”.

“En consecuencia, una posible fecha para establecer como Día nacional de las personas desaparecidas sería el 28 de agosto, ocasión para recordar que aún se debe continuar en su búsqueda”.

Al finalizar su mensaje, los obispos peruanos exigieron al gobierno de Castillo “mantener incólume la festividad de Santa Rosa de Lima el 30 de agosto”.

Total
48
Shares
Artículos relacionados
Total
48
Share