Para Alba, los bautizos civiles son la «punta de lanza» de la ofensiva laicista

Considera la ceremonia que celebró «mosén Zerolo» un «experimento de ingeniería social»

Como no podía ser de otra forma, Alba, el semanario ultracatólico de Intereconomía, ha cargado en su último número contra el llamado primer bautismo civil que se celebró en Madrid. Para la publicación más reaccionaria de Intereconomía, este acto, en realidad una “ceremonia civil de otorgamiento de carta de ciudadanía”, no es otra cosa que la “punta de lanza” de la ofensiva laicista.

Así, Alba crítica con dureza que el concejal socialista Pedro Zerolo, a quien se refiere como «mosén Zerolo»,  bautizara por lo civil al hijo de la actriz Cayetana Guillén Cuervo y del fotógrafo Omar Ayyashi. Entre otras lindezas, el semanario de Intereconomía apunta con maldad que “no es casualidad que Fernando Guillén Cuervo (padrino del bautizado) haya leído a su nieto un poema titulado No te salves”.

Actos intolerables
Y es que para la revista ultracatólica, es intolerable que al igual que ocurre en Francia, la actriz Cayetana Guillén Cuervo haya querido dar una bienvenida democrática su hijo bajo los principios de la libertad, la igualdad y el respeto.

Mejor agua
Alba tampoco es partidaria de que en vez de “verter agua sobre la cabeza”, en este tipo de ceremonias se lean los Derechos del Niño, recogidos en la Convención Internacional de la Infancia, y se le declare al recién nacido “ciudadano”.

“Experimentos”
En definitiva, para Alba la ceremonia de bienvenida a la ciudadanía no es más que un “experimento de ingeniería social” tal y como también lo son los matrimonios homosexuales, que al individuo que vive solo se le califique como una “unidad familiar”, que se considere un derecho a “la muerte provocada antes de nacer”, y que se califique como “muerte digna” a la eutanasia.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...