«No entiendo por qué se alzan voces tan airadas en la Iglesia»

El diseño de la reforma de la ley de calidad (LOCE) descansa fundamentalmente en manos de este catedrático de Teoría e Historia de la Educación de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) que, a su condición de experto en la materia, añade su experiencia en la Administración.


ENTREVISTA A ALEJANDRO TIANA FERRER, SECRETARIO GENERAL DE EDUCACIÓN


–¿Hay aspectos de la LOCE que merecen ser conservados?
–Los programas de iniciación profesional (PIP) para los que no logran superar la ESO suponen un paso adelante respecto a los programas de garantía social, aunque no comparto que puedan seguirse a partir de los 15 años. El planteamiento básico es asumible. Lo mismo diría, aunque también con correcciones, con el modelo de dirección escolar. El anterior era muy participativo, pero cada vez eran más los centros en los que la Administración tenía que nombrar al director porque no había candidatos. Si el PP hubiera buscado el consenso, habría más cosas aceptables.


–¿Es posible ahora el consenso? Hay actitudes muy beligerantes, como la de la Iglesia.
–No acabo de entender cuál es el fundamento de la actitud de la Iglesia, porque lo que proponemos no va mucho más allá de la situación actual. Es verdad que es distinto de lo que planteaba la LOCE, pero eso no ha llegado a implantarse. Por tanto si estamos ante una situación similar a la que se lleva aplicando desde 1994, periodo durante el que se han elevado quejas, pero no voces tan airadas, no entiendo por qué ahora se levantan.

–El obispo de Ávila ha comparado la materia de Educación para la Ciudadanía con la Formación del Espíritu Nacional (FEN).
–Eso es absolutamente desafortunado y desmedido.

–Cuando el Ministerio de Educación (MEC) dice que la Religión confesional hay que dejarla fuera de la parte común del currículo, ¿qué se quiere decir?
–Proponemos que si todo el mundo está tan convencido como dice de que el estudio del hecho religioso es importante, eso esté en el currículo común y se estudie en Geografia, Historia o Filosofía. No que cada confesión dé su visión histórica sobre las religiones. Es verdad que hay un aspecto en la educación religiosa que tiene que ver con las creencias y ahí ha de haber una diferencia por confesiones, pero ello no forma parte del currículo común.

–¿Y cuando se recuerda que en los acuerdos con el Vaticano se indica que la Religión se impartirá en condiciones equiparables al resto de las materias fundamentales, pero no idénticas?
–Que no debe ser necesariamente una materia cuya evaluación deba tenerse en cuenta para becas y selectividad, ni obligar a que su alternativa sea evaluable. Lo dice el Supremo.

–¿Cómo se garantiza que el alumno que lo pida no curse ni Religión ni ninguna alternativa?
–La Religión católica debe darse dentro del horario escolar. De lo contrario estaríamos contraviniendo los acuerdos con la Santa Sede. Entonces se plantea cómo atender a los alumnos que no quieren cursarla si no vamos a obligarles a tener una materia alternativa. Habrá que huir de un planteamiento rígido, porque esto dependerá de cada centro: de los alumnos que sean, de su edad. Los centros tendrán que atender adecuadamente a los alumnos, pero eso hay que adaptarlo a las circunstancias. En algunos casos, los alumnos, si son mayores, podrán disponer de tiempo libre. En otros, habrá que organizar actividades.

–¿Van a modificar el actual sistema de conciertos?
–Las líneas generales no. La Constitución, en su artículo 27, hizo un fino encaje de bolillos entre principios procedentes de la derecha y de la izquierda y uno de los aspectos que quedó claro es que los centros privados tendrían derecho a financiación pública con ciertas condiciones. Lo que sí podemos analizar es hasta dónde llegan los requisitos.

–¿Hay que financiar a los colegios privados que escolarizan a niños y niñas por separado?
–Sé que a mucha gente no le parece correcto que, con una subvención pública, se separe al alumnado por razón de sexo. Queremos estudiarlo.

–Las patronales se quejan de que el concierto no cubre los costes.
–Los presupuestos del Estado fijan un módulo, pero luego las comunidades autónomas, en general, lo mejoran sensiblemente. Creo que es lícito plantear el debate en conexión con el de la escolarización equitativa del alumnado inmigrante. O igual se puede hablar de un módulo básico y que después existan unos incentivos para los que hacen una tarea que va más allá.

–¿En qué se va a notar que gobierna el PSOE?
–En educación se nota más quien gobierna en cada autonomía. El MEC sólo maneja el 6% del presupuesto. Espero que se note en que principios como la equidad se consagren en el sistema educativo.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...