Näir cree que la religión ya no puede conquistar el mundo

El catedrático de Ciencias Políticas de la Universidad París VIII Sami Näir aseguró ayer en Córdoba que el efecto de la globalización ha perjudicado también a las religiones, ya que a pesar de ser "universalistas por autonomasia, han perdido ese papel para convertirse en cultura porque ya no pueden conquistar el mundo". Näir hizo estas declaraciones durante su participación en el encuentro de Cátedras Unesco, que se desarrolla en la ciudad hasta mañana y que ha reunido a 40 de las 62 cátedras de España.

El sociólogo argelino centró su conferencia en los efectos secundarios de la globalización y la relación que guardan con el diálogo intercultural. Para Näir, antes de todo es necesario tener en cuenta y entender "dos conceptos fundamentales: la civilización y el mestizaje, ya que son el núcleo fundamental del diálogo intercultural". En un mundo globalizado, continuó, "compartimos rasgos comunes que hay detrás de las diferencias culturales". Es más, incidió en que "todos pertenecemos a una civilización". Sin embargo, Näir consideró que ésta no es la más adecuada, ya que ahora se vive "en una meta-civilización, un concepto abstracto que supera las viejas civilizaciones en la cultura". Como ejemplo, puso el caso el modelo capitalista, al que "todas las civilizaciones se tuvieron que adaptar y convertirse en cultura tras su extensión". 

En su intervención, Sami Näir apuntó que la interculturalidad son "disposiciones aceptadas conjuntamente; es una relación, no una nueva cultura". Su finalidad, indicó, es "el intercambio de argumentos". Todo ello "debe desembocar en el mestizaje, que es la gran dificultad de mundo moderno, ya que se ha construido sobre sociedades cerradas". Para este catedrático, profesor invitado de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla, el mestizaje "pone en crisis las fronteras y las identidades" y, gracias a la apertura y la existencia de "vertientes críticas", se abre "un diálogo verdadero con la sociedad".

El encuentro de las Cátedras Unesco pretende analizar temas relacionados con la defensa del patrimonio, el medio ambiente y el papel de este tipo de cátedras en el mundo universitario. El encargado de defender la utilidad de este tipo de estudios fue el presidente de la Fundación Cultura y Paz, Federico Mayor Zaragoza, quien destacó el papel de las universidades para "pasar de súbditos a ciudadanos". Hasta ahora, matizó, "hemos sido explotadores silenciosos y obedientes", una actitud que ha dado como resultado "democracias muy frágiles". El que fuera máximo responsable de la Unesco hizo un llamamiento a la sociedad para que despierte "y pinte algo en lugar de estar sólo adormecida viendo lo que se le presenta, cuando hay gente que se muere de hambre todos los días al mismo tiempo que se gastan 3.000 millones de dólares en armamento". La cita de las Cátedras Unesco, a la que han acudido más de 80 expertos, es la primera que se celebra en tres años, ya que la última tuvo lugar en Valencia en 2006. Con el encuentro, se pretende analizar su trabajo, intercambiar iniciativas y presentar proyectos de futuro de manera conjunta.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...