Musulmanes piden a empresas y administración que faciliten a los trabajadores el cumplimiento del ayuno en Ramadán

El presidente de la Unión de Comunidades Islámicas de España (UCIDE) e imán de la mezquita del madrileño barrio de Tetuán, Riay Tatary, ha hecho un llamamiento a empleadores y administradores públicos y privados para que sean generosos y faciliten el cumplimiento del ayuno diario de los trabajadores musulmanes durante el mes de Ramadán, "comprendiendo que las horas dejadas de trabajar deberán ser recuperadas" con "previo acuerdo de las partes".

   Tatary ha recordado, en declaraciones a Europa Press, que el acuerdo de cooperación entre el Estado Español y la Comisión Islámica de España recoge en su artículo 12.1 que los musulmanes que los deseen podrán solicitar concluir su jornada laboral una hora antes de la puesta de sol durante el mes de Ramadán".

   Asimismo, el artículo 14.4 señala que la "alimentación de los internados en centros o establecimientos públicos y dependencias militares que lo soliciten, se procurará adecuar a los preceptos religiosos islámicos, así como el horario de comidas durante el mes de ayuno".

   En Ramadán, los musulmanes que hayan alcanzado la pubertad, excepto aquellos que se encuentren en circunstancias excepcionales, están obligados a realizar el ayuno desde el alba hasta la puesta de sol. Esta restricción incluye toda ingesta de alimentos o bebida, inhalación de humos, y abstinencia de relaciones sexuales y palabras malsonantes durante dicho horario.

    En cualquier caso, y ante el esfuerzo del ayuno, el imán ha aclarado que el Islam "no utiliza la tortura del cuerpo para acercarse a Dios" y ha señalado que la no ingesta de alimentos, bebidas… "ayuda a la renovación, no al sufrimiento".

   "Ni el Ramadán ni ningún culto islámico tiende a esto. Nuestra meta es que toda la gente sea feliz y que viva con alegría u entusiasmo", ha concluido. Además, ha defendido que la fiesta, que está previsto que comience mañana, tiene un impacto "positivo" en la sociedad española.

   Asimismo, ha destacado que esta fiesta, que se celebra el noveno mes del calendario lunar islámico, tiene un componente de solidaridad muy importante. "Durante este mes, la gente comparte todo", ha apuntado.

LAS MEZQUITAS ABREN PARA TODOS

   Al margen del culto personal, Tatary ha dicho que se ha realizado un programa para que todas las comunidades musulmanas se abran al conjunto de la sociedad para que "vean lo que hacemos en las mezquitas". En este sentido, ha destacado la invitación que se ha realizado a numerosas autoridades para asistir a la celebración en la que se rompe el ayuno en la mezquita central de Madrid.

   "Invitamos a todos nuestros vecinos y autoridades a que visiten nuestras mezquitas al ocaso solar para conocer y participar en nuestras veladas y cenas de ramadán, para el mejor y mutuo entendimiento lejos de estereotipos", ha añadido.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...