MHUEL ‘acompañará’ a los y las concejalas de Zaragoza que asisten como representantes a la misa del Corpus Christi

La asociación laicista acompañará desde la puerta del ayuntamiento hasta la entrada de la Basílica del Pilar a las concejalías del Partido Popular que todavía persisten en acudir a esta celebración en calidad de representantes de la ciudadanía a pesar de que infrige el principio de aconfesionalidad del Estado español

La asociación aragonesa Movimiento hacia un Estado Laico (MHUEL) ha trasladado que con motivo de la celebración del día del Corpus Christi, se volverá a concentrar el domingo día 3 de junio de 2018 a las 10.15 horas en la puerta principal del Ayuntamiento de Zaragoza.

“Acompañaremos a la ya muy menguada corporación municipal de Zaragoza solo compuesta por concejalas y concejales del Partido Popular en su recorrido desde la casa consistorial a la entrada de la Basílica del Pilar para asistir a la misa pontifical en la celebración del dogma de fe del Corpus Christi”, han asegurado.

Asimismo, MHUEL recuerda que al amparo de la libertad de culto y creencias individuales y dentro del ámbito privado de actuación, “nada tenemos que objetar”, sin embargo, cuando las concejalías acuden a estos actos de marcado signo confesional revestidos de banda, insignia y estandarte de la ciudad y en calidad de representantes de la ciudadanía plural infringen de “manera grave” el principio de aconfesionalidad del Estado y sus Instituciones recogido en el artículo 16.3 de la Constitución del Estado español.

Al igual que el año pasado, MHUEL “para no crear ningún tipo de polémica” y que el Partido Popular “distorsione” esta reivindicación ha decidido no concentrarse durante la procesión y solamente acompañará a la corporación en su recorrido inicial de entrada a la Basílica del Pilar.

Por último, esta asociación asegura que siente “absoluto y escrupuloso respeto a las personas que profesan creencias así como a las personas que no profesan ninguna”, pero recuerdan que los poderes públicos que “nos representan a todos” no deben inmiscuirse en materia religiosa, ni identificarse con una determinada confesión.

“La tradición no es óbice ni tapadera política o electoral para reivindicar de una manera consciente y muy pensada cual es la fe única y verdadera”, concluyen.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...