Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

Marx presenta su renuncia al Papa por el escándalo de abusos en Alemania

Bomba en la Iglesia alemana. El cardenal de Münich, Reinhard Marx, ha pedido al Papa la renuncia a su cargo, y que decida su futuro, en un gesto con el que quiere “compartir la responsabilidad por la catástrofe del abuso sexual en la Iglesia en las últimas décadas”. Marx, hasta el pasado año presidente del episcopado alemán, tiene 68 años (siete menos de los 75 que marcan la preceptiva renuncia).

La carta de Marx, que la diócesis ha publicado en su web con permiso expreso de Bergoglio (quien le ha señalado que “debe continuar su servicio episcopal hasta que tome una decisión”) es una asunción de responsabilidades de los fallos sistemáticos que, en la última década, han azotado a buena parte de la Iglesia alemana en la gestión de casos de abusos y que han motivado, entre otras cuestiones, el cese del arzobispo de Hamburgo, y la investigación vaticana al cardenal Woelki y la diócesis de Colonia (la más grande del país) ante posibles encubrimientos.

Cardenal Marx
Cardenal Marx

“Ha habido muchos fallos personales y errores administrativos“, constata Marx, pero “también  fallos institucionales o sistémicos”. Los últimos ejemplos, en opinión del purpurado, muestran cómo “algunos en la Iglesia no quieren admitir esa corresponsabilidad y, por lo tanto, también complicidad de la institución, y se oponen a cualquier reforma y renovación del diálogo en relación con la crisis de abusos”. 

“La Iglesia católica ha llegado a un punto muerto”

Marx rechazó claramente esta posición, defendiendo con vehemencia que el ‘Camino Sinodal’ debe continuar, porque “la Iglesia católica ha llegado a un punto muerto“. Con su renuncia al cargo, y a la espera de que el Papa la acepte, o no, “quiero mostrar que no es el cargo lo que está en primer plano, sino el mandato del Evangelio”.

En su declaración, Marx añadió que había pensado repetidamente en renunciar al cargo durante los últimos meses. “Me gustaría dejarlo en claro: estoy listo para asumir la responsabilidad personal, no solo por mis propios errores, sino por la iglesia como institución, que he ayudado a moldear y moldear durante décadas”.

Total
4
Shares
Artículos relacionados
Total
4
Share