Los Reyes de España llegan a Roma para asistir a las canonizaciones de los papas Juan XXIII y Juan Pablo II

La audiencia con el papa Francisco será la primera ocasión en la que los reyes se reúnen con el Pontífice, el sexto que les recibe en el Vaticano, que la pareja real han visitado en total en 14 ocasiones.

Los Reyes de España llegaron este sábado a Roma, donde tienen previsto asistir el domingo a las canonizaciones de los papas Juan XXIII y Juan Pablo II, y reunirse con el papa Francisco el lunes en audiencia privada. El avión de la Fuerza Aérea en el que viajan los Reyes, tomó tierra en torno a las 13:55 GMT en el aeropuerto romano de Ciampino, próximo a la capital italiana, donde fueron recibidos por el embajador de España ante la Santa Sede, Eduardo Gutiérrez Sáenz de Buruaga, el embajador de España en Italia, Javier Elorza, y el nuncio apostólico en España, monseñor Renzo Fratini.

Desde el aeropuerto don Juan Carlos y doña Sofía se desplazaron a la embajada de España ante el Vaticano, que será su residencia durante su estancia en la capital italiana y la visita a la Santa Sede, donde el domingo asistirán en la Plaza de San Pedro a los actos en los que se proclamará santos a los dos papas. A los reyes les acompañaban los ministros de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo, y el de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, a los que se une en Roma el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, que ya se encontraba en la capital italiana.

El rey se reunió por la tarde con el presidente italiano, Napolitano, una visita considerada de cortesía, en el palacio del Quirinal, sede de la presidencia de la República.

A partir de las 20:30 horas locales (18:00 GMT), don Juan carlos y doña Sofía han ofrecido una cena en la Embajada española ante la Santa Sede con ocasión de la canonización de Juan XXIII y Juan Pablo II a la que acudirán una treintena de invitados, entre los cuales estarán los ministros García-Margallo, Ruiz-Gallardón y Fernández Díaz.

Juan XXIII, uno de los papas que serán canonizados el domingo, fue el primer pontífice que recibió a don Juan Carlos y doña Sofía, antes de su enlace matrimonial, en enero de 1962, y volvió a reunirse con ellos en el Vaticano tras la boda, en junio de aquel año. La primera vez que se entrevistaron con un papa ya como Reyes de España fue en febrero de 1977, cuando fueron recibidos en la Santa Sede por Pablo VI, en la primera audiencia que concedía además un pontífice en el Vaticano a un jefe de Estado español desde el reinado de Alfonso XIII.

La segunda visita se produjo los días 3 y 4 de septiembre de 1978, con motivo de la ceremonia de proclamación del papa Juan Pablo I, que murió de forma repentina después de 33 días de pontificado, el más breve del siglo XX y uno de los más cortos de la historia. Ese mismo año, en octubre, los Reyes regresaron al Vaticano para asistir a la ceremonia de proclamación del papa polaco Karol Wojtyla, el más joven del siglo XX y el primero no italiano desde el holandés Adriano VI en 1522.

Con Juan Pablo II se reunieron posteriormente los Reyes en la Santa Sede en otras seis ocasiones a lo largo de su pontificado: en abril de 1981, abril de 1983, junio de 1984, mayo de 1988, septiembre de 1998 y en noviembre de 2000.

La audiencia con el papa Francisco será la primera ocasión en la que los reyes se reúnen con el Pontífice, el sexto que les recibe en el Vaticano, que la pareja real han visitado en total en 14 ocasiones.

El rey Juan Carlos recuerda el "amor a España" de los próximos papas santos

El rey de España elogió este sábado las figuras de los dos papas, Juan XXIII y Juan Pablo II, por su "amor a España y su compromiso con los fieles y ciudadanos españoles". El monarca pronunció estas palabras en la cena ofrecida en el Palacio de España, sede de la embajada española ante la Santa Sede, donde rindió homenaje ante un reducido grupo de comensales "a la memoria de aquellos pontífices, a su grandeza y a su santidad".

Don Juan Carlos recordó que el papa Juan XXIII estuvo "siempre atento a los signos de los tiempos" y que calificó a España como "una sonrisa de Dios".

Del papa polaco mencionó a los asistentes a la cena las numerosas ocasiones que los Reyes tuvieron de reunirse con él y afirmó: "no olvidaremos ninguna de ellas, en particular la imagen de su último viaje a nuestra patria y la memorable ocasión del encuentro con nuestros jóvenes en Cuatro Vientos, en Madrid". El rey destacó del papa Wojtyla "su capacidad para conectar con la juventud, así como su fortaleza y abnegación".

También se refirió al papa Francisco, de quien dijo que desde que es pontífice "ha dado muestras de sensibilidad social, de cercanía con los más desfavorecidos y de conocimiento de la realidad internacional". "Estoy seguro, igualmente, de que su condición iberoamericana ayuda a fortalecer, aún más, el sentido de universalidad que define a todos los obispos de Roma", agregó el monarca.

El rey recordó también al papa emérito, Benedicto XVI, a quien quiso transmitir, junto con la reina, "un saludo lleno de cariño". A la cena en la legación diplomática de España ante el Vaticano asistieron su embajador, Eduardo Gutiérrez Saénz de Buruaga; el embajador en Italia, Javier Elorza, y varios representantes de la Iglesia Católica española y de la Curia vaticana.

Acudieron a la invitación de los reyes el arzobispo de Valladolid y presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), monseñor Ricardo Blázquez Pérez, su vicepresidente, monseñor Carlos Osoro; el secretario general y portavoz, Jose María Gil Tamayo y el cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela.

Rey y Rouco Roma 2014

El rey Juan Carlos con versa con el cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela (i), durante la cena ofrecida por los reyes en la Embajada española.

Archivos de imagen relacionados

  • Rey y Rouco Roma 2014
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...