Los obispos de Catalunya evitan el enfrentamiento con el Gobierno

Las diócesis no secundan la recogida de firmas de la Iglesia española contra la reforma educativa ? Los prelados prefieren, como en el País Vasco, apurar la vía del diálogo abierta por el Ejecutivo

El llamamiento que el pasado 7 de octubre realizó el arzobispo de Toledo y presidente de la comisión de enseñanza de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Antonio Cañizares, a los delegados de enseñanza de las diócesis españolas, en el sentido de invitarles a promover una campaña de recogida de firmas entre las familias y los profesores de los colegios católicos contra la reforma educativa que prepara el Gobierno socialista, ha caído en Catalunya en saco roto. La búsqueda de adhesiones, que sí ha hallado eco en diócesis como la de Valencia, busca convertirse en un pretexto para una protesta más contundente: una manifestación a celebrar en Madrid antes de fin de año.

La prueba de que los prelados catalanes no secundan la estrategia de enfrentamiento con el Gobierno que promueve el sector más conservador del episcopado –del que Cañizares y el obispo de Valencia, Agustín Gar- cía Gasco, son claros exponentes– reside en que ya han anunciado que harán suyo el pronunciamiento que el sexto Congreso de la Escuela Cristiana de Catalunya, que acaba de iniciarse, adopte sobre los cambios educativos que se propugnan.

SOFLAMAS
Lejos de las soflamas que en el resto de España lanza la Confederación Católica de Padres de Alumnos (Concapa), que no duda en hablar de "acoso" a la clase de Religión, el secretario de la Fundació Escola Cristiana de Catalunya (FECC), Francesc Riu, primer responsable de congreso al que se refieren los prelados catalanes, reconoció el pasado 15 de octubre que la propuesta del Ministerio de Educación "respeta" la situación actual de la clase de Religión. "No se han atrevido a tocar nada", llegó a decir ante la prensa.

La materia se oferta ahora en las escuelas públicas de forma obligatoria y su elección es voluntaria. Es evaluable, pero la nota no cuenta a efectos de becas ni para hacer el promedio del expediente de Bachillerato de cara a la selectividad. Quienes no la cursan pueden escoger entre diferentes alternativas. La ley de calidad diseñada por el PP, y que en este apartado nunca llegó a entrar en vigor, imponía una alternativa obligatoria a la Religión confesional denominada Hecho Religioso.

Riu también ha explicado que la fundación, cuyos colegios escolarizan a 250.000 alumnos (una cuarta parte de los escolares catalanes), quieren intervenir en el debate educativo que se avecina "de forma constructiva", haciendo "aportaciones" que puedan añadirse a la norma que sustituya a la ley de calidad del PP o a la normativa que la desarrolle y que dependerá de la Conselleria d'Educació. El proyecto presentado suscita algunos "recelos", pero el secretario de la FEEC elogió la predisposición del Gobierno a alcanzar "un amplio acuerdo social" que apuntale la reforma y confía en que las reservas "se disipen".

La actitud de los obispos catalanas guarda un gran paralelismo con la de los prelados vascos, que se han desmarcado de las actitudes hostiles hacia el Gobierno de algunos de sus homólogos españoles. "Nuestra política es la del diálogo entre las partes implicadas", ha señalado una fuente de la diócesis de Bilbao, que dirige el obispo Ricardo Blázquez.

Los prelados catalanes consultados tienden a justificar algunas actitudes beligerantes, "hay un mar de fondo", en referencia al alud de propuestas anunciadas o hechas realidad por el Gobierno de José Luis Rodríguez en un corto espacio de tiempo con las que la Iglesia discrepa. Pero a renglón seguido, añaden que las protestas públicas contra el Ejecutivo que alienta la cúpula del episcopado son "excesivas". .

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...