Los directores de colegios públicos piden al obispo de Castellón que se acoja al protocolo de visitas

La Asociación de Directores de Centros de Infantil y Primaria del País Valencià ha restado trascendencia a la polémica suscitada con las declaraciones del obispo de Castellón, Casimiro López, en las que aseguraba que le fue negada la entrada en dos escuelas por la «dictadura del pensamiento laicista». Esta plataforma, que agrupa «la mayoría» de los directores de los colegios públicos de Castellón, reaccionó este miércoles sin crispación a las manifestaciones del López Llorente.

Una portavoz de esta organización indicó que «no se oponen» a la visita del obispo Casimiro López, pero recordó que es necesario «seguir un protocolo» que fue elaborado en la Conselleria de Educación precisamente con el propósito de reglamentar las actividades paralelas a la docencia que se realizan en cada centro escolar.

En el caso de lo que el Obispado ha definido como prohibiciones, esta asociación de directores no ve más que la decisión de ambos colegios al no haberse seguido el cauce reglado para autorizar este tipo de eventos.

Según las mismas fuentes de esta plataforma, cada escuela prepara cada curso un programa que incluye todas las actividades previstas para el ejercicio académico.

Autorización

En el caso de que, durante el curso, surjan iniciativas deben activarse diferentes pasos para recibir una autorización de cada centro de enseñanza. En concreto, en el caso de una visita al centro escolar para, por ejemplo, reunirse con todos los alumnos que cursan Religión, es necesario informar al claustro de profesores y al Consell Escolar para recibir la autorización. «Hay que tener en cuenta -indicaron otras fuentes- que los alumnos de diferentes cursos que van a esa reunión de Religión dejan de asistir a clases de otras asignaturas en el momento de ese acto, por eso hace falta que se pronuncie el claustro de profesores, además del propio Consell Escolar».

La propia Asociación de Directores mantiene que en el caso de la llegada del obispo a los dos colegios de Castellón «no se preparó de esa forma» y, de hecho, el propio colectivo aseguraba que «seguro que si una persona va al Obispado no entra sin problemas donde quiere y cómo quiere». Además, la organización de centros educativos remarcaba que «lo que se pide para una visita del Obispado es lo que se pide en otro tipo de visitas», para finalizar diciendo que «no tenemos constancia de esta polémica en ningún centro de Castellón de nuestra asociación».

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...