Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

Las Fiestas del Corpus como espacio de debate y confrontación durante la dictadura con rey en Granada (1924-1930)

Resumen

Las fiestas locales del Corpus desde 1924 hasta 1929 fueron organizadas por el Ayuntamiento de facto impuesto por la dictadura de Primo de Rivera. Desde 1924 hasta 1928, siendo alcalde el marqués de Casablanca, el compositor y guitarrista Ángel Barrios Fernández fue el teniente de alcalde de Fiestas; mientras que, en 1929, siendo alcalde el abogado Mariano Fernández Sánchez-Puerta, ocupó este cargo el también abogado y gerente de la azucarera del Genil, Santiago Valenzuela Suárez. La falta de entendimiento del marqués de Casablanca con los comerciantes de la ciudad dificultó la organización de las Fiestas de forma cooperativa con los sectores más dinámicos de la sociedad, como pretendía Ángel Barrios. Además, aunque las fiestas se definían como populares, siempre estuvo presente el conflicto entre lo popular y lo culto en su programa. Por otro lado, el estado de guerra vigente durante tres años cambió los espacios de sociabilidad de las clases populares y limitó sus reuniones masivas a las fiestas locales como el carnaval, las verbenas barriales y sobre todo a la celebración del Corpus. En este periodo se acentuó el significado de la fiesta como práctica social y como expresión del malestar social latente en las clases populares y medias de la sociedad granadina. La gestión de Santiago Valenzuela estuvo más en sintonía con los reclamos de los que pedían un Corpus con más y mejores actividades. Una vez más, la oligarquía local llegaba tarde.

Total
2
Shares
Artículos relacionados
Total
2
Share