La Universidad de Sevilla no aclara cuánto dinero destina al servicio religioso

Desde la Hispalense justifican el Servicio de Asistencia Religiosa (Católica) por «la tradición histórica» de esta institución

La Universidad de Sevilla (US), que el próximo sábado celebrará una misa de inicio del curso, no aclara cuánto dinero, dinero público, destina al mantenimiento del conocido como SARUS (Servicios de Asistencia Religiosa de la Universidad de Sevilla ), cuyo director, Álvaro Pereira, es además el capellán universitario.

Este periódico se dirigió el pasado lunes al gabinete de prensa de la US para aclarar algunas cuestiones. ¿Qué presupuesto tiene el servicio de asistencia religiosa por parte de la Universidad? “Los presupuestos del SARUS y de todas las áreas de la Universidad de Sevilla son públicos y están a disposición de todos los ciudadanos en nuestra web”, respondió el director de comunicación de la US, José Álvarez. Este periódico intentó sin éxito localizar la partida destinada al SARUS entre las 384 páginas del presupuesto. De nuevo ayer, este diario trasladó la misma cuestión al gabinete. Por el momento, sin respuesta.

Otras cuestiones planteadas fueron las siguientes:

¿Por qué es necesario un servicio de asistencia religiosa en la universidad? Sin respuesta.

¿Hay espacio, además de los destinados al culto católico, para otras confesiones? Sin respuesta.

¿Desde cuándo existe este servicio en la Universidad de Sevilla? “El nacimiento del SARUS responde a un convenio firmado hace 25 años por el entonces Rector de la US, Fernando Pérez Royo, con el Arzobispado de Sevilla”.

El director de comunicación sí realizó algunas consideraciones fuera de las preguntas planteadas: “La Universidad de Sevilla no tiene capellán. Don Álvaro Pereira es el capellán de la Hermandad de Los Estudiantes”, una hermandad de Semana Santa vinculada históricamente con la universidad. La afirmación contradice a la propia web del SARUS, alojada en la web de la Universidad, igual que el resto de servicios universitarios, en la que se indica que Pereira, además de director de este servicio, es el capellán universitario.

Según Álvarez, “la convivencia se desarrolla con absoluta normalidad, de acuerdo con el espíritu de libertad y tolerancia de la institución universitaria, y la tradición histórica de la Universidad de Sevilla”.

En 2011 el periódico Público realizó una investigación sobre la asistencia religiosa en las universidades españolas. En aquella ocasión, al igual que ahora, desde la Universidad no aclararon la partida presupuestaria destinada a este servicio. Además de la de Sevilla, las universidades de Huelva y Málaga son las únicas que en Andalucía cuentan con un servicio completo de asistencia religiosa.

Izquierda Abierta ha pedido a la Junta que deje de financiar con dinero público estos servicios religiosos y exige saber con exactitud cuánto cuestan las subvenciones a la religión católica dentro de las universidades. Lucía Márquez, coportavoz de IAb en Andalucía, pide que se dedique estas partidas a “cosas más prioritarias y urgentes”, como puede ser “aumentar el número de estudiantes becados” en la comunidad autónoma.

La también responsable de Formación de IUCA considera que es un agravio comparativo que las universidades públicas “malgasten” el dinero dedicado a la enseñanza universitaria para “seguir manteniendo los privilegios de una jerarquía eclesiástica que no respeta la acofensionalidad del Estado”, que no es otra cosa que la “neutralidad de los poderes públicos en las creencias privadas”, afirma en un comunicado en el que invita a los rectores andaluces a “repasar” el artículo 16.3 de la Constitución Española.

Sarus Universidad de Sevilla

Archivos de imagen relacionados

  • Sarus Universidad de Sevilla
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...