Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

La ley que prohibirá cubrirse la cabeza con un pañuelo en las escuelas francesas genera protestas en todo el mundo

París reúne a más de 10.000 manifestantes

París, Londres, Amann, Bruselas, Estambul y Valencia fueron, entre otras ciudades, escenario ayer de movilizaciones para expresar el rechazo a la ley que prepara el Gobierno francés para prohibir la exhibición de signos religiosos “ostensibles” en la escuela pública. La manifestación de la capital francesa fue la más multitudinaria de las organizadas y reunió a más de 10.000 personas, escribe Carles Prats desde París en El Periódico.

   La capital británica congregó a unos 3.000 manifestantes, convocados por un grupo islámico radical. En Turquía, decenas de mujeres con el velo depositaron coronas de flores frente a la embajada y los consulados franceses. En Valencia, la protesta atrajo a cien personas.
Las calles de París se llenaron para rechazar la nueva legislación que impedirá que las niñas se cubran la cabeza con la hijab en las escuelas del Estado, a la vez que vetará la kippa judía y las grandes cruces cristianas. Los políticos quieren acabar con la ambigüedad.
Los manifestantes que respondieron al llamamiento del minoritario Partido Musulmán de Francia consideran que la nueva ley está hecha contra el islam. “La hijab molesta, el islam da miedo”, repetían sin cesar a los periodistas. Algunas mujeres alzaban con orgullo su carnet de identidad francés y, envueltas en banderas tricolor, recordaban al presidente Jacques Chirac que también ellas son ciudadanas francesas de pleno derecho. En otras pancartas se aseguraba que la ley es discriminatoria y racista.

Libertad de elegir
Una de las participantes, Halima, dijo no entender cómo en Gran Bretaña y Bélgica se puede llevar el velo en la escuela, mientras que en Francia, “el país de la libertad y la igualdad”, no. “Pedir que me lo quite es como pedirme que me desnude, no puedo. Lo he escogido yo. Es una parte de mí”.
Bajo la atenta mirada de su acompañante, la joven Saida aseguraba que “el velo es obligatorio en el islam”, y otra mujer argumentó que la ley que prepara el Ejecutivo francés “está fomentando la islamofobia, porque se demoniza una cierta forma de vestir”.

Pocos laicos
A pesar de que la ley genera oposición entre los colectivos laicos, pocos ciudadanos no musulmanes se unieron a la movilización por miedo a ser asociados con los grupos islamistas radicales. Uno de ellos, Philippe Velpry, se ganó la simpatía de un grupo de chicas, que le aplaudieron a rabiar cuando aseguró que “se tiene que respetar totalmente la libertad de llevar el velo o no, siempre que nadie las obligue”.
Muchos espectadores de la manifestación interpelaron a los asistentes por poner en cuestión la laicidad de la escuela. Uno de los transeúntes, musulmán no practicante, se confesaba aliviado: “Son muy pocos en comparación con los 60 millones de franceses”.

Total
0
Shares
Artículos relacionados
El Regimiento de Artillería Antiaérea de Canarias RAAA 94 realizó una ofrenda floral a la Virgen del Pino en Teror
Leer más

Autoridades públicas en actos religiosos

De España: De otros países:
Total
0
Share