La Junta de Andalucía rechaza asumir la transferencia de los profesores de Religión

Alonso dice que los centros educativos que discriminen por sexo no se concertarán en Andalucía al menos hasta el año 2017

La pugna de la Junta de Andalucía y el Gobierno central en materia educativa se recrudece. Tras anunciar la presentación de un recurso de inconstitucionalidad contra la nueva ley educativa impulsada por la administración central, la Lomce, el consejero de Educación y Deporte andaluz, Luciano Alonso, fue contundente ayer al rechazar la asunción de la transferencia de los profesores de Religión en los colegios de Infantil y Primaria propuesta por la Comisión para la Reforma de las Administraciones Públicas.

"El Gobierno es plenamente consciente de que la postura de Andalucía es por la educación laica, y por la igualdad en el acceso de los profesores a su actividad docente", sostuvo el consejero, que informó de que si finalmente se ven en la obligación de asumir esta competencia, Religión se impartirá "como cualquier otra" materia. Asimismo, garantizó los procedimientos de contratación de los profesores "bajo criterios de igualdad, mérito y capacidad que establece la Ley". Al respecto fue explícito: "En Andalucía no vamos a pedir la opinión a la Conferencia Episcopal".

A todo ello se suma la negativa autonómica a modificar un ápice el actual concierto con los colegios públicos de la comunidad al menos hasta el año 2017, momento en que culmina la efectividad del actual acuerdo con centros privados. Con ello, la Junta busca evitar que pasen a integrar parte del mismo centros educativos que defienden la segregación de los alumnos por sexo.

El consejero no dio lugar a la duda y recalcó que Andalucía "no va a sostener con fondos públicos a los centros que opten por la educación diferenciada, segregada, de niños por un lado y niñas por otro". "No vamos a vulnerar el artículo 21 de nuestro Estatuto de Autonomía", dijo en un acto celebrado ayer en Málaga.

La contundente respuesta tiene como destinatario el Gobierno y prerrogativa permitida en la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) para que aquellos centros a los que se les denegó la renovación del concierto puedan acogerse a la nueva normativa y solicitarlo de nuevo. Sobre ello Alonso insistió en que en la región hay un concierto "por cuatro años y no pensamos tocarlo bajo ningún concepto".

Una posición, aseguró, "avalada ni más ni menos por una sentencia del Tribunal Supremo, que nos dio la razón a Andalucía y Cantabria". Por ello, hasta 2017 "no nos plantearemos nada desde el punto de vista formal", si bien "desde el punto de vista ideológico no aceptamos la segregación por sexos" en los centros educativos. El titular andaluz de Educación aseguró que la aplicación de la Lomce verá "limitados" sus efectos "perversos" en la comunidad.

Alonso, que aludió a la nueva ley educativa como "la mayor agresión sufrida en democracia de los derechos fundamentales de la educación y la igualdad de los españoles", aseguró que en la región se aminorarán los efectos "negativos" de la norma con acciones alternativas. Entre ellas aludió a recuperación de asignaturas como Educación para la Ciudadanía y Derechos Humanos.

Luciano Alonso consejero Educación AND

Archivos de imagen relacionados

  • Luciano Alonso consejero Educación AND
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...