La Iglesia intentó hacer unas obras en la Mezquita de Córdoba en 2011 para convertirla en más Catedral

“El objetivo era que físicamente el monumento fuese ya más Catedral y menos Mezquita”. Así resume un técnico de Patrimonio, que prefiere hablar desde el anonimato, el proyecto que en 2011 llegó a presentar el Cabildo Catedralicio de Córdoba a la Junta de Andalucía para intervenir en la Mezquita.

Según el proyecto, al que ha tenido acceso este periódico, el objetivo era una reforma muy importante en todo el muro Norte de la Mezquita Catedral de Córdoba, justo el que linda con el Patio de los Naranjos y por el que entran y salen los turistas. En la actualidad, este muro sólo conserva tres puertas de acceso, una de ellas inutilizada. El resto de las puertas están cegadas y tras ellas descansan desde hace siglos varias capillas cristianas, con sus correspondientes enterramientos. El proyecto contemplaba abrir todas esas puertas cegadas y “retranquear” las capillas. Es decir, los trabajos consistían en empujar las capillas hacia el centro del monumento y hacerlas avanzar hacia el mar de columnas que es la Mezquita Catedral de Córdoba. “Así habría más Catedral y cada vez menos Mezquita”, insisten las fuentes.

El Cabildo de Córdoba diseñó este proyecto con el objetivo de conseguir abrir una puerta en este muro Norte de la Mezquita de Córdoba para que pudiesen entrar y salir todas las procesiones de la Semana Santa. Desde hace años, en Córdoba tanto el Obispado como las cofradías están haciendo todo lo posible para trasladar la carrera oficial de la Semana Santa hasta la Mezquita de Córdoba. Sin embargo, se topan con la singularidad del templo, por cuyas puertas no caben todos los pasos. Además, las procesiones tienen que salir por la misma puerta por la que entran, lo que dificulta el traslado de la carrera oficial hasta el lugar.

La intervención exterior en el muro Norte de la Mezquita, que permanece inalterable desde décadas antes de que el monumento fuese declarado por la Unesco Patrimonio Mundial de la Humanidad, iba a cambiar su configuración de manera notable, tal y como reflejan las infografías del mismo a las que ha accedido este periódico. Una vez “retranqueadas” las capillas (esta es la palabra que usa el Cabildo en su proyecto), se abrirían todas las puertas del muro y se cerrarían con cristales que llevarían una lámina de ágata pegada. Las capillas quedarían, entonces, bajo el mar de columnas del monumento cordobés.

PATRIMONIO SE ECHÓ LAS MANOS A LA CABEZA

Esta intervención también suponía acabar con las cuatro celosías del arquitecto Rafael de la Hoz, en la que es, actualmente, la única intervención contemporánea en la Mezquita de Córdoba. De la Hoz instaló cuatro celosías en cuatro puertas del muro Norte de la Mezquita que estaban cegadas y que no tenían capillas. El arquitecto (uno de los más importantes de España en los años 70) dibujó cuatro celosías con la idea de intentar simular la luz natural que entraba en el monumento cuando fue construido en el siglo VIII. El proyecto del Cabildo contemplaba retirar estas cuatro celosías y dejarlas expuestas y apoyadas en uno de los muros del Patio de los Naranjos.

Los técnicos de la Dirección General de Patrimonio de la Junta de Andalucía que vieron el proyecto original se echaron las manos a la cabeza y pusieron el grito en el cielo, como viene reflejado en un documento interno de noviembre de 2011 al que también ha accedido este periódico. Tanto, que llegaron a advertir a la Iglesia de Córdoba de que si decidía seguir adelante con el mismo no tendrían más remedio que advertir a la Unesco del proyecto, y que este organismo, seguramente, no lo permitiría. El Cabildo, entonces, decidió dar marcha atrás y retirar el documento, que nunca llegó a pasar por la Comisión Provincial de Patrimonio de la Junta de Andalucía.

Ahora, el Cabildo ha presentado un nuevo proyecto que es mucho más modesto y que ya sólo contempla una intervención muy leve en las celosías de Rafael de la Hoz. Este plan, al que también ha accedido este periódico, contempla hacer “móviles” las cuatro celosías con un sistema mecánico que no suponga un gran impacto en la zona. En principio, esta intervención, más leve y atenuada que el proyecto de 2011, cuenta con el visto bueno del hijo del arquitecto Rafael de la Hoz, que también heredó su profesión. Pese a ello, la Semana Santa de 2014 tampoco podrá entrar en carrera oficial en el interior de la Mezquita de Córdoba y las obras tendrán que esperar, como mínimo, un año más.

Por otra parte, en estos momentos el monumento vive un intenso debate sobre su titularidad. Después de la iniciativa de una plataforma cívica llamada Por una Mezquita Catedral de todos, la Junta de Andalucía ha encargado un informe jurídico para determinar de quién es la titularidad del monumento, ya que hasta el año 2006 el bien no estaba inscrito en el Registro de la Propiedad a nombre de nadie. Ese año, la Iglesia aprovechó una reforma de la Ley Hipotecaria de Aznar para inmatricular a su nombre la Mezquita. El informe encargado por la Junta determinará hasta dónde se puede reclamar o no el bien.

Mezquita de Córdoba muro norte interior

El proyecto pretendía modificar todo el muro norte de la Mezquita. // ENRIQUE GÓMEZ

Mezquita de Córdoba muro

Puertas del muro norte. // ENRIQUE GÓMEZ

Archivos de imagen relacionados

  • Mezquita de Córdoba muro
  • Mezquita de Córdoba muro norte interior
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...