La iglesia critica la herencia de Wert como Ministro de Educación

“No estamos contentos”, asegura el portavoz de la Conferencia Episcopal porque «ha dado un trato deficiente a la asignatura de religión”

No han querido hacer más ruido del que ya vienen levantando contra la LOMCE, por su malestar ante el trato que ha recibido la religión como asignatura.

Durante la rueda de prensa tras la Comisión Permanente de la Iglesia española, se le ha pedido a la Conferencia Episcopal que definiese la gestión de José Ignacio Wert como Ministro de Educación en estos tres años. Pero no han querido. «No me corresponde a mí valorarlo”, según ha explicado el portavoz de la Iglesia española, José María Gil Tamayo.

Pero sí admiten que la herencia de Wert no ha sido buena. “No estamos contentos en el caso de la asignatura de religión”, según ha reconocido Gil Tamayo. “Nuestra la valoración global es deficiente, la disminución horaria [de la asignatura de religión] ha sido un golpe de efecto perjudicial en el ámbito escolar”, ha dicho.

Con la salida de Wert, ese malestar no se ha difuminado. Reaparece. Entre las tareas pendientes de resolverestá está “dilucidar de una vez la asignatura de religión” , según advierte la Conferencia Episcopal.

A pesar de todo, a José Ignacio Wert “le deseamos lo mejor”. También al nuevo Ministro de Educación al que le piden que abandere un “pacto educativo, esa es una cuestión de estado”, una cuestión más importante según Gil Tamayo, que está detrás del problema escolar de España, “porque ese ha sido el gran fracaso de las leyes orgánicas en el ámbito educativo».

Gil Tamayo no entiende que cada vez que llega un gobierno de «otro signo político, no solo se de una alternancia de gobierno, sino una alternancia educativa, y esto no beneficia a nadie”, por eso urge a que se cierre un pacto educativo.

El máximo órgano de la Iglesia española no ha querido obviar otra faceta de Wert, que quizás ha pasado más desapercibida en este ‘conflicto’.

La Conferencia Episcopal también ha querido recordar el papel José Ignacio Wert como Ministro de Cultura, “no solo es el Ministro de Educación».

Y en ese punto, Gil Tamayo ha sorpendido al quejarse por el recorte de las ayudas al patrimono de la iglea «que han estado enormemente restringidas», por eso, el portavoz de la Iglesaia española, confía en que se «abran de nuevo esas ayudas».

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...