La Generalitat Valenciana acaba con los horarios duplicados de Religión con un sobrecoste de 4 millones de euros

La Consejería de Educación de la Generalitat Valenciana adecuará las condiciones laborales y horarias de la plantilla de profesores de Religión en centros públicos valencianos ya que «esta área optativa presentaba anomalías respecto a horarios duplicados sin justificación que suponían un gasto anual de cuatro millones de euros», según ha informado la Generalitat.

Educación enfatiza que todos los alumnos que lo desean tendrán la asignatura de Religión y se dispondrá del profesorado necesario para impartirla cómo en cualquier otra área optativa.

Cuando la carga horaria del profesorado de Religión sea inferior a la media jornada se procurará completar en otros centros su docencia para llegar a una media jornada o superior.

Así, desde la consejería, que dirige Vicent Marzà, se explica que la actual legislación española vigente establece la religión católica como una asignatura optativa para el alumnado de oferta obligatoria para los centros educativos públicos.

Sin embargo, la antigua administración educativa «había creado un sistema para duplicar innecesariamente las horas que se impartían del área de religión a los centros educativos públicos». Por ello, Educación «acatando la actual legislación española en cuanto al área de religión, establece los mecanismos por una gestión responsable de los recursos públicos».

De este modo, la consejería «aplica una gestión eficiente y responsable» de los recursos públicos, puesto que «la duplicidad de horas innecesaria en un mismo centro educativo suponía un gasto anual de 4 millones de euros de fondos públicos de las valencianas».

Había unas 2.000 horas duplicadas que resultaban innecesarias, según cálculos de la Generalitat, por el hecho de que los alumnos de un mismo nivel pueden concentrar la clase de Religión de forma conjunta como se hace en otras optativas.

En este sentido, si por ejemplo hasta ahora había una aula de Segundo de Primaria en la que cinco alumnos estudiaban Religión y otra del mismo nivel donde 10 alumnos optaban también para estudiar la misma asignatura, las dos clases se impartían por separado en el mismo centro. En el curso 2016-2017 los 15 alumnos del caso que se indica recibirán la misma clase de religión católica juntos como cualquier otra optativa.

Réplicas

La diputada de Compromís en las Cortes Valencianas Isaura Navarro ha calificado de «escándalo» el caso de la duplicación de más 2.000 horas de la asignatura de Religión y la portavoz del PP María José Catalá ha calificado de «falsas» las acusaciones. «Marzà tiene una obsesión enfermiza por perseguir la libertad de las personas y por la religión», ha dicho.

El sindicato USO CV ha criticado el anuncio de Educación por el «tremendo recorte laboral» impuesto por la consejería al al profesorado de Religión en centros públicos «mientras anuncia el aumento de 2.800 docentes».

El sindicato ha criticado que mientras el consejero Marzà «anuncia aumentos de recursos en la escuela pública se olvida que ha recortado brutalmente la plantilla de profesores de Religión en los centros públicos, dispensando un trato discriminatorio que nada tiene que ver con las necesidades educativas, sino con el programa político del consejero».

En el conjunto de España, la asignatura de Religión católica ha perdido alumnos, según datos hasta el curso pasado. La matrícula de la materia, de oferta obligatoria para los centros y voluntaria para los estudiantes, ha bajado del 75% en 1996, el primer año que la Conferencia Episcopal dio datos, al 52% en 2014, lo que representa un descenso de un tercio.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...