La Generalitat pide a Sistach que el funeral por las víctimas de Germanwings sea una ceremonia pluriconfesional

El próximo lunes, en la Sagrada Familia, con la asistencia de los Reyes y Rajoy. El cardenal de Barcelona quiere celebrar una misa estrictamente católica

El Gobierno catalán está molesto con la actitud del cardenal arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach, porque no atiende sus peticiones para que el funeral por las víctimas del accidente del avión de Germanwings no sea una misa estrictamente católica y se abra a otras religiones.

Fuentes conocedoras de las negociaciones que se están llevando a cabo para organizar el funeral, que se celebrará el próximo lunes en la Basílica de la Sagrada Familia de Barcelona y al que asistirán los Reyes y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, han explicado que tanto el Govern como el ejecutivo español están de acuerdo en que se celebre una «ceremonia de la palabra» y no una misa únicamente católica.

La idea del Govern y del gobierno español es oficiar una ceremonia similar a la que se celebró en la catedral de Colonia recientemente para rendir homenaje a las 150 víctimas del avión que se estrelló en los Alpes franceses el pasado 24 de marzo, un tercio de ellas españolas.

Sin embargo, esta idea ha topado con una actitud cerrada del cardenal arzobispo de Barcelona, que únicamente ha accedido a que después de la misa católica, en la basílica de la Sagrada Familia, puedan tomar la palabra durante unos pocos minutos representantes de las confesiones judía, evangélica y musulmana, según las fuentes.

Las mismas fuentes han explicado que es la cerrazón del cardenal la que impide la celebración de una ceremonia más abierta a todas las religiones e incluso a los no creyentes, pese a que el gobierno catalán le ha mostrado cartas con peticiones de familiares de las víctimas partidarios de que no sea una ceremonia estrictamente católica.

El cardenal Sistach tiene previsto oficiar hoy en el Palau de la Generalitat la tradicional misa de la festividad de Sant Jordi, a la que asistirá el presidente catalán, Artur Mas, y en este marco el gobierno catalán volverá a solicitar al arzobispo de Barcelona una ceremonia más plural.


COMENTARIO: Este tipo de homenajes a las víctimas de un accidente o catástrofe rendidos por las Administraciones, no debían ser ni confesionales, ni pluriconfesionales. Deben ser ceremonias civiles libres de cualquier particularismo confesiona, si se quierre respetar la libertad de conciencia de los homenajeados y la aconfesionalidad del Estado.

sistach arzobispo Barcelona y Artur Mas Presidente Generalitat

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...