La fiesta de la patrona reaviva el debate sobre el laicismo municipal en Sagunto

La alcaldesa en funciones siguió la misa entre el público y ediles del PP, en primera fila, pese al acuerdo plenario

La fiesta de la Virgen del Buen Suceso ha venido marcada este año en Sagunt por algo más que una cuidada organización de todos los actos religiosos y de una auténtica apuesta tanto por reforzar la música como por la pirotecnia, de día y de noche.

Se trataba de la primera fiesta de la patrona después de que el consistorio hubiera aprobado en el pleno una moción donde, por mayoría, se proclamó a Sagunt como ayuntamiento laico. Por ello, tras las críticas lanzadas por el exalcalde Manuel Girona al actual primer edil, Quico Fernández, por asistir con varios concejales a la misa de los patronos el pasado mes de julio tras la declaración laica municipal, en este caso, no faltó la expectación para ver dónde se sentarían los ediles que acudieran a la misa mayor o si participaría alguno presidiendo la procesión.

La alcaldesa en funciones por el viaje de Fernàndez a Cecina, la nacionalista Teresa Garcia, lo tuvo muy claro en la misa. Fue la única del gobierno local que acudió y la siguió entre el público, como una vecina más. Varios ediles del PP, sin embargo, optaron por sentarse en primera fila al ver que Garcia no lo hacía. La imagen recordaba así a los años en los que gobernaba el PP y era habitual verlos allí. Aunque algunos lo vieron como cortesía a la organización, para otros suponía una sorpresa teniendo en cuenta lo aprobado por el pleno, pues consideraban que debía ser respetado por los populares, independientemente de lo que hubieran votado. Por la tarde, la nacionalista y los populares acudieron a la salida de la procesión, pero nadie la presidió. Ahora, debate vecinal sobre lo más correcto, dado el acuerdo, no faltó.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...