Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

La Federación de Vecinos pide el cambio de 24 sedes electorales por su carácter religioso

La Federación de Asociaciones de Vecinos Antonio Machado solicitó ayer el cambio de 24 sedes electorales ubicadas en colegios o locales religiosos así como la retirada de los símbolos en los centros educativos de carácter público que acojan alguna de las mesas en los comicios europeos del 7 de junio, según informó su presidente, Ángel Bayón, en un comunicado.
La agrupación registró su petición en la oficina del Censo Electoral al considerar que la presencia de simbología religiosa en las mesas electorales «se identifica con doctrina partidista» e incumple la «necesaria condición de neutralidad religiosa e ideológica» recogida por el artículo 1.1 del Real Decreto 605/99. Ahondan los representantes vecinales en que los símbolos religiosos «representan posiciones partidistas y recomiendan opciones electorales afines muy concretas».
Retirada de símbolos
De ahí que la federación haya examinado las futuras sedes electorales publicadas el 20 de abril en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) para recoger la existencia de 19 colegios religiosos de la capital, dos más en Simancas, la casa parroquial de Pedrajas de San Esteban y un local religioso en Medina de Rioseco. Todos ellos (24) están designados como sedes electorales para la cita del día 7 y cuentan con un total de 65 mesas (58 dentro de la capital).
La federación reclama «la sustitución de secciones, mesas, cabinas y expositores» situados en dichos centros por otros de titularidad pública. Eso además de pedir la retirada de «la simbología de cualquier credo religioso de los espacios públicos y privados» en los que se encuentren mesas de votación.
Bayón carga en su escrito contra los pronunciamientos «agresivos e intolerantes» de la Conferencia Episcopal en materias de educación o sanidad.

Total
0
Shares
Artículos relacionados
Total
0
Share