La Facultad de Educación de León da marcha atrás y ofrece otra optativa con Religión

La Facultad de Educación ha dado marcha atrás y permitirá a los alumnos que se habían visto obligados a estudiar la optativa de Religión a cursar la materia de Educación Intercultural. Así se lo comunicó el decano, José María Santamarta, en una «tensa reunión» a la que únicamente dejó entrar a los ocho alumnos afectados para comunicarles su propuesta. Finalmente estudiarán la asignatura de Educación Intercultural una decena de alumnos.

«Nos han dado una solución a un problema que habían generado ellos por su mala administración», concretó Ada Acevedo, una de las alumnas afectadas y que asistió a la reunión con el decano. Esta alumna explica que aunque no han llegado al número mínimo de alumnos exigidos para que se imparta una optativa —que son diez—, finalmente el decanato de Educación ha decidido dar marcha atrás después de que los alumnos pudieran organizarse y «ser nueve estudiantes para una asignatura además de la repercusión que habían tenido los hechos».

El lunes comenzarán a asistir a las clases de Educación Intercultural con nueve estudiantes, ya que a las ocho alumnas que se habían matriculado inicialmente en esta materia se ha sumado otro compañero que había elegido otra optativa que ha sido anulada.

El viernes antes de que comenzara el curso, el decanato llamó por teléfono a los alumnos de segundo de Infantil que estaban matriculados en diferentes optativas para informarles de que debían matricularse en Religión porque en el resto de las asignaturas optativas no se cubría el número de alumnos mínimos necesarios para que fueran impartidas, tal y como explicó el profesor de la propia Facultad, Enrique Díez, quien fue uno de los docentes que se sumó a la protesta de los estudiantes ante su imposibilidad a elegir. Izquierda Unida también se hizo eco de las protestas estudiantiles y entre las posibles medidas a tomar si no se ofrecía otra optativa estaba hacer llegar su denuncia a las Cortes, a la Defensora de la Comunidad Universitaria y a los sindicatos docentes.

Los alumnos afectados también iniciaron una recogida de firmas a través de la web Change.org, en la que reclaman que se ofrezcan alternativas a la Religión y «terminar con las injerencias de la Iglesia en la educación pública».

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...