Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

La ESO tendrá una asignatura “laica” de Religión

El Gobierno recorta el número de horas de enseñanzas religiosas en los cuatro cursos Los padres de la pública se oponen a la nueva materia y los de la privada la apoyan

El proyecto de decreto del Ministerio de Educación por el que se establecen las enseñanzas mínimas de la ESO (12-16 años) introduce la novedad de que los alumnos que opten por recibir enseñanza religiosa podrán elegir no solo entre la clase de Religión católica, musulmana o evangélica, como hasta ahora, sino también "enseñanza de historia y cultura de las religiones".

Tanto la materia confesional como la asignatura laica de Religión se evaluarán "en los mismos términos y con los mismos efectos que las otras materias de la etapa". La nota que se obtenga en esas asignaturas únicamente no se computará a efectos de elaborar la media del expediente académico, que influye en la selectividad, o para pedir una beca.

ALTERNATIVAS
La Religión laica está previsto que atraiga a una parte del alumnado que ahora rechaza la propuesta educativa que patrocina la Iglesia católica y se inclina por "una actividad de estudio", lo que, paradójicamente, sería del agrado del episcopado, que ya avaló una alternativa sobre cultura religiosa, entonces obligatoria, diseñada por el último Gobierno del PP. Quienes rechacen los estudios religiosos recibirán de los centros "la debida atención educativa", se dice en el texto, sin especificar en que consistirá.

Como contrapartida a la cesión de una mayor protagonismo en el currículo a la religión, el decreto reduce de 210 a 140 las horas que, a lo largo de los cuatro años de la etapa, habrá que cursar en cualquiera de las opciones religiosas que los padres o tutores escojan para sus hijos.

La decisión de Educación fue duramente criticada ayer por la Ceapa, la confederación laica de padres de los centros públicos. "Defendemos que todas las clases de Religión y de adoctrinamiento salgan del currículo y del horario escolar y, lógicamente, de cualquier alternativa, se llame como se llame", subrayó su vicepresidenta, Mercedes Díaz Marsó.

DOCENTES CONTRARIOS A
su juicio, la nueva religión laica obedece a una "cesión inexplicable" del Gobierno ante las presiones de la Iglesia y supone un retroceso que nos acerca más a la LOCE del PP que a la LOGSE. "Para nosotros sería un varapalo. Nos opondremos ante el MEC y el Consejo Escolar del Estado, ya que una de nuestras principales reivindicaciones es que no haya alternativa", anunció Díaz Marsó.

La Federación Española de Profesores de Enseñanza Religiosa (Feper) también se mostró en contra. "Debe haber una sola asignatura sobre el hecho religioso, con las creencias e increencias, para que todos tengan conocimiento de las religiones y luego, en sus iglesias particulares, cada uno reciba los certificados de fe", subrayó su presidente, Luis Guridi.

Por contra, la Concapa, que agrupa a los padres católicos de los centros concertados, aplaudió la alternativa con matices. "La Religión debe tener el mismo tratamiento que las demás materias. La fórmula planteada es respetuosa con todos, ya que garantiza una cultura religiosa para todos y resolvería muchos problemas", aseguró su presidente, Luis Carbonel.

Total
0
Shares
Artículos relacionados
Total
0
Share