La asignatura de Religión confesional seguirá como hasta ahora y mantendrá varias alternativas

La ministra de Educación y Ciencia, María Jesús San Segundo, desveló ayer las líneas maestras de la norma que sustituirá a la ley de calidad del PP, cuya aplicación ha sido paralizada, en buena medida, por el Gobierno socialista. El documento propone enterrar la exigencia de que los alumnos de la ESO tengan que repetir curso si suspenden tres materias.

Evaluación de todos los alumnos de 10 y 14 años
El Ministerio de Educación y Ciencia (MEC) propugna generalizar una práctica similar a la que la Generalitat inició en el 2001 y que consiste en evaluar los saberes de los alumnos de cuarto curso de Primaria (10 años) y segundo de ESO (14 años). «La evaluación tendrá carácter formativo interno y servirá para planificar, por parte de los propios centros y de las administraciones, los apoyos y refuerzos que se consideren necesarios», señala el documento presentado ayer. La Conselleria d’Educació ha usado los resultados de las evaluaciones para pedir al profesorado que insista en aspectos como la velocidad lectora y el cálculo mental. En principio, el MEC no prevé trasladar los resultados de las pruebas a las familias.

La Religión mantiene el ‘statu quo’ vigente
El equipo de María Jesús San Segundo ha optado, finalmente, por mantener el statu quo de la materia de Religión dentro del currículo general. Quienes no la elijan deberán escoger entre un abanico de alternativas, como ha ocurrido hasta ahora.
La ministra defendió la decisión indicando que había una legislación que cumplir, en referencia a los acuerdos entre el Estado y la Santa Sede de 1979. Educación introduce un único elemento diferenciador al anunciar que pedirá un dictamen al Consejo de Estado acerca de si lo hijos de las familias que a título individual lo soliciten pueden quedar exentos de cursar la alternativa a la materia confesional. La Historia de las Religiones prevista en la ley de calidad, que el PP dispuso que fuera obligatoria para quienes no escogieran Religión, se introducirá ahora en el programa de las asignaturas de Geografía, Historia y Filosofía.

Vuelve la evaluación continua de la LOGSE
La filosofía de la LOGSE, que no descartaba las repeticiones pero que las dejaba en manos del equipo de profesores de cada curso, que evaluaba no sólo el rendimiento sino también la evolución y las perspectivas de mejora del alumno, regresará al sistema educativo tras un paréntesis de tres cursos (2003-2004, 2004-2005 y 2005-2006) en los se mantendrá vigente el criterio marcado por el PP en la ley de calidad. La aplicación de esta norma ha sido paralizada por el Gobierno, excepto en aquellos aspectos que habían entrado en vigor antes de las últimas elecciones legislativas, como era el caso del precepto que obliga a los que suspenden tres materias a repetir curso en la ESO.

Más formación científica para todos los bachilleres
Educación anunció que se incorporará una materia nueva, común a las tres modalidades de Bachillerato (Artes, Humanidades y Ciencias Sociales y Ciencias y Tecnología) «destinada a aportar la formación científica imprescindible para los alumnos de este nivel educativo en la sociedad de hoy». San Segundo precisó que la iniciativa forma parte de un intento de «flexibilizar» el Bachillerato y «proporcionar una formación común lo más amplia posible» a un segmento del alumnado que no necesariamente irá a la universidad.
La ministra se propone como uno de sus objetivos prioritarios incrementar el número de alumnos que, tras cursar la ESO, se matriculan en el Bachillerato como etapa finalista, un indicador en el que España se halla a la cola entre los países industrializados, según los últimos datos de la OCDE.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...