Juzgado considera Junta CyL debe decidir si crucifijos permanecen en escuela

El Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 1 de Valladolid consideró que corresponde a la Junta de Castilla y León la decisión de retirar o no los crucifijos que se encuentran en el colegio público Macías Picavea de Valladolid.

La resolución judicial se produjo tras la vista desarrollada en pasado 24 de enero en el Juzgado por la demanda planteada por la Asociación Cultural Escuela Laica de Valladolid (ACEL), que solicitó la retirada de los símbolos religiosos del centro docente, informaron hoy a Efe fuentes de dicha asociación.

En la vista, los demandantes apelaron al principio de neutralidad, mientras el Gobierno regional argumentó que la decisión compete al consejo escolar.

La asociación planteó la demanda en concreto por la presencia de crucifijos o cualquier otro símbolo religioso en el Colegio Público Macías Picavea de la capital vallisoletana, al considerar que violan la libertad de conciencia de cuantos alumnos no profesen la religión.

Tras la vista, el portavoz de ACEL en Valladolid, Fernando Pastor, explicó a los periodistas que su reclamación se asienta en los principios de igualdad, neutralidad y aconfesionalidad y criticó que el Gobierno regional señale a los consejos escolares como el organismo competente para decidir sobre esta cuestión.

El Juzgado de contencioso administrativo número 1 ha decidido ahora que es la Junta de Castilla y León la competente para decidir sobre la permanencia o retirada de los símbolos.

'Estimo en parte' el recurso presentado por la Asociación Cultural Escuela laica de Valladolid 'declarando la nulidad de la resolución impugnada y la retroacción del procedimiento para que, por la Junta de Castilla y León -administración educativa- se dé respuesta' en cuanto a la solicitud de la asociación.

Tras conocer la resolución judicial, que consta de ocho folios, fuentes de la Asociación consideraron que se trata de una decisión 'positiva' que evita una dejación de funciones por parte de la administración a la que corresponde.

Una vez que trascendió el fallo, fuentes de la Consejería de Educación anunciaron a Efe su intención de recurrir la sentencia.

Antes de la vista oral, el consejero de Educación, Javier Alvarez Guisasola, remitió a los consejos escolares la potestad de suprimir o mantener en los centros educativos los símbolos religiosos.

'Consideramos que el Consejo Escolar es quien debe decidir sobre este aspecto porque es el órgano de gobierno (de cada centro) donde está representada toda la comunidad educativa', dijo entonces el consejero.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...