Humanistas seculares aplauden la retirada de los símbolos religiosos de la escuela pública italiana

Nosotros, humanistas seculares europeos y miembros y afiliados del Center for Inquiry (CfI), nos congratulamos de la decisión del Tribunal Europeo de Derechos Humanos a favor de la retirada de los símbolos religiosos de las escuelas públicas en Italia.

Apoyamos firmemente todos los esfuerzos para proteger el derecho de los niños a que no se les impongan dogmas religiosos en ningún lugar de Europa. Coincidimos con el tribunal en que el objetivo de la educación pública es "fomentar el pensamiento crítico".

Instamos a que el Consejo de Europa tome medidas para garantizar la libertad de los niños, en consonancia con lo establecido en la Convención sobre los Derechos del Niño. Su Preámbulo establece que "el niño debe estar plenamente preparado para una vida independiente en sociedad y ser educado en el espíritu de los ideales proclamados en la Carta de las Naciones Unidas y, en particular, en un espíritu de paz, dignidad, tolerancia, libertad, igualdad y solidaridad".

El artículo 29 de la Convención añade que:

 Los Estados Partes convienen que la educación del niño deberá estar encaminada a:

a) desarrollar la personalidad, las aptitudes y la capacidad mental y física del niño hasta el máximo de sus posibilidades;

b) inculcar al niño el respeto de los derechos humanos y las libertades fundamentales y de los principios consagrados en la Carta de las Naciones Unidas;

c) inculcar al niño el respeto de sus padres, de su propia identidad cultural, de su idioma y sus valores, de los valores nacionales del país en que vive, del país de que sea originario y de las civilizaciones distintas de la suya;

d) preparar al niño para asumir una vida responsable en una sociedad libre, con espíritu de comprensión, paz, tolerancia, igualdad de los sexos y amistad entre todos los pueblos, grupos étnicos, nacionales y religiosos y personas de origen indígena; e

e) inculcar al niño el respeto del medio ambiente natural.

 Como miembros y afiliados del CfI, apoyamos la libertad religiosa. Los padres deben, si quieren, poder mandar a sus hijos a escuelas privadas religiosas a sus propias expensas, siempre que estas escuelas cumplan las mínimas normas educativas. Sin embargo, nos oponemos a la financiación publica de las escuelas religiosas por considerarla una violación de la libertad religiosa y de la separación de la religión y el gobierno. El CfI hace. por eso, un llamamiento para que que se ponga fin a la financiación pública de la educación religiosa.

Felicitamos al Tribunal Europeo de Derechos Humanos por el avance sustancial hacia la secularización europea que supone la denuncia de la clericalización de los gobiernos y la violación de la libertad religiosa en las escuelas públicas.

Como forma de gobierno, no hay ninguna alternativa razonable a la laicidad. El Center for Inquiry y sus delegaciones europeas promueven la separación entre Estado y religión, y un sistema jurídico y educativo secular como principios democráticos fundamentales

Paul Kurtz; fundador y presidente emérito del CfI.

Ronald A. Lindsay; presidente y director general del CfI.

Norm R. Allen, Jr.; director de Afroamericanos por el Humanismo.

Derek C. Araujo; vicepresidente del CfI.

Luis Alfonso Gamez; CfI España.

Floris van den Berg, Annemarieke Otten y Rob Thielman; CfI Holanda y Países Bajos.

Hugo Estrella; CfI Italia.

Andrzej Dominiczak; CfI Polonia.

stephen Law y Suresh Lavani; CfI Reino Unido.

Gabriel Andreescu; CfI Rumania.

Valerii Kuvakin; CfI Rusia

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...