Granada paga con fondos públicos la retransmisión de las misas en la tele municipal

TG7, creada por el PP, le cuesta a las instituciones más de 1,5 millones de euros al año. Comenzó sus emisiones el 29 de septiembre de 2009 con la retransmisión en directo de la procesión de la Virgen de las Angustias

La Iglesia no sufre las estrecheces que padecen los mortales de a pie. La programación religiosa de muchas cadenas públicas sigue financiándose con el dinero de todos. Ahora, la TG7, la televisión municipal de Granada que creó hace años el presidente provincial del PP, Sebastián Pérez, ha resuelto emitir en directo la misa de los domingos desde la Basílica de la Virgen de las Angustias, patrona de la ciudad. La decisión responde a una iniciativa del PP, que controla con su mayoría absoluta el consejo de administración de la deficitaria televisión municipal.

La emisión en directo de las homilías dominicales surge en un momento de creciente fervor religioso en el que se suceden estampas propias de la España en blanco y negro de los años cincuenta. No hay fin de semana en que no salga una procesión por las calles del centro de Granada, algo inaudito hasta hace unos pocos años. El Ayuntamiento de Granada, endeudado hasta la médula, no escatima en pagar a precio de oro horas extraordinarias a la Policía Local que realiza servicios especiales en las procesiones ni en el coste de la limpieza que sigue a cada paso. Ahora, además, decide aumentar la programación religiosa en la televisión local, que financian las administraciones, y se dispone a emitir en directo las misas dominicales.

Dicen los dirigentes municipales que la retransmisión de la homilía, que se realizará todos los domingos, no supone un coste añadido para la televisión municipal. Pero la realidad es que la emisión de las misas tiene sus costes y se va a incluir en la programación de una cadena muy deficitaria que pagan las instituciones con el dinero de los contribuyentes. Según fuentes del sector, una retransmisión convencional supone un coste medio de 6.000 euros. La TG7, que curiosamente comenzó sus emisiones el 29 de septiembre de 2009 con la retransmisión en directo de la procesión de la Virgen de las Angustias, patrona de Granada, le cuesta a las instituciones públicas más de 1,5 millones de euros. El Ayuntamiento de Granada tiene que aportar cada año 1,2 millones de euros para financiar su déficit. Pero además, la Diputación aporta 260.000 euros al año. El resto lo asumen empresas mixtas, como Emasagra (la empresa municipal de aguas) o Inagra, (la concesionaria del servicio de limpieza), que aportan cada una 30.000 euros al año.

También contribuyen con la financiación del canal de televisión municipal entidades financieras, como CajaGranada, que aporta 40.000 euros al año, o La Rural, con 30.000, y alguna que otra empresa privada que realiza sus aportaciones a cambio de publicidad. En realidad, la TG7 se creó como aparato de propaganda del PP, a instancias del por entonces líder del partido en Andalucía, Javier Arenas, quien en víspera electoral pidió a los presidentes provinciales que pusieran en marcha televisiones locales como contrapeso político a Canal Sur.

En todos estos años de recortes indiscriminados, la TG7 ha seguido nutriéndose sin dificultades de fondos públicos. Parte de su programación está dedicada a actividades religiosas y a la retransmisión en directo de procesiones y ceremonias que recuerdan la época del nacionalcatolicismo y que ni siquiera emite la COPE. La cadena municipal y las instituciones gobernadas por el PP se han volcado este año en los actos organizados por la Iglesia con motivo del centenario de la coronación de la Virgen de las Angustias.

En estos meses, Granada ha estado cerrada cada dos por tres por las procesiones más variopintas. En una sola jornada llegaron a sacar a la calle 33 pasos de vírgenes por todos los barrios de la ciudad. La última procesión peculiar tuvo lugar el pasado 20 de septiembre, cuando por primera vez después de cien años, decidieron conmemorar el centenario de la coronación canóniga de la patrona sacando en procesión a San Cecilio (el patrón de la ciudad) con zapatos nuevos y estrenando capa, para que acompañara a la Virgen de las Angustias en tan señalada fecha en la que las dos imágenes permanecieron unos días en la Catedral haciéndose compañía.

Todos estos actos religiosos han sido retransmitidos por la cadena municipal, que a partir de ahora incluirá la misa de los domingos en su programación. ¿Entendería el papa Francisco que en estos tiempos de crisis una televisión local retransmita las ceremonias con cargo a los fondos públicos? Él mismo ha suspendido la transmisión en directo de sus homilías diarias. Paradójicamente, la TG7, que controla el PP, se dispone a emitir semanalmente la misa dominical utilizando los medios y el personal de la televisión pública.

misa televisión pública Granada

Archivos de imagen relacionados

  • misa televisión pública Granada
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...