Europa Laica tacha de «atentado a la libertad religiosa» la participación de políticos en el Corpus Christi

La asociación critica el «catolicismo casposo y decimonónico» del alcalde de Toledo, quien pidió a Aguirre y Cospedal que mantengan la fiesta en sus comunidades

La asociación Europa Laica ha criticado con dureza la participación de representantes políticos en las celebraciones del día del Corpus Christi. Según esta organización, la utilización de los desfiles del Ejército y el uso de "banderas e himnos comunes a toda la ciudadanía" significa "desempolvar los viejos trucos de la dictadura de elevar la religión católica a la categoría de dirigente del Estado, con sus dogmas y sus exclusiones" y representa "un atentado a la libertad religiosa".

En concreto, Europa Laica ha censurado el “catolicismo casposo y decimonónico” del alcalde de Toledo, el socialista Emiliano García-Page, quien este jueves pidió que esta jornada sea declarada fiesta nacional y  pidió a las presidentas de la Comunidad de Madrid y de Castilla-La Mancha, las ‘populares’ Esperanza Aguirre y María Dolores de Cospedal para que mantengan esta festividad en sus respectivas comunidades.

“Casposo y decimonónico”
“García-Page, junto a otros significados dirigentes del PSOE, una vez más, manifiesta su tendencia a exhibir un catolicismo casposo y decimonónico”, critica Europa Laica en una nota de prensa. Esta actitud vulnera “muy gravemente la Constitución y el proceso de convivencia democrática”.

“Trucos de la dictadura”
Junto a la procesión católica del día 23, Europa Laica critica que desfilara el Ejército y fuerzas de Seguridad, y que se usara “el himno y banderas comunes a toda la ciudadanía”. “Con este acto que se repite, año tras año y con mayor énfasis, se siguen desempolvando los viejos trucos de la dictadura de elevar la religión católica a la categoría de dirigente del Estado, con sus dogmas y sus exclusiones”, señala la asociación.

“Atentado a la libertad religiosa”
La organización critica que se conviertan “los sentimientos religiosos individuales en una actividad pública, mezclando política y religión” porque es “una canallada para el Estado de Derecho y una grave ofensa a la libertad de conciencia de millones de ciudadanas y ciudadanos” que no comparten esas creencias. “Incluso es un atentando a la libertad religiosa”, asegura Europa Laica, algo que la asociación “condena y rechaza”.

El “derecho” de los católicos
Europa Laica asegura que no denuncian “las procesiones en sí”, porque defienden el “derecho” de los católicos a hacerlas, ni tampoco la participación de políticos “a título personal”. “Lo que se denuncia es su participación institucional, como cargos públicos y el uso de símbolos e instituciones comunes al conjunto de la ciudadanía”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...